Atacan a disparos a policías de Los Ángeles

Dos hombres le dispararon a un auto de la policía que patrullaba un área peligrosa de Los Ángeles pero no hirieron a los dos agentes a bordo, informaron el lunes las autoridades.

Uno de los policías pudo responder la agresión. Posteriormente un sospechoso fue arrestado, mientras que el otro sigue prófugo.

El tiroteo se produjo en momentos de fuertes tensiones por ataques a la policía en diversas partes del país después de que jurados investigadores rechazaron acusar formalmente a policías blancos por la muerte de hombres negros desarmados.

La policía aún no ha determinado un móvil para el tiroteo del domingo por la noche en el sur de Los Ángeles --un área azotada por violencia de pandillas_, pero indicó que no hay indicios de que esté vinculada con otros ataques a policías en el país.

"Fue un ataque totalmente no provocado", dijo Bob Green, jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles. "Sólo estaban conduciendo por la calle, y alguien arremetió e intentó matar a dos policías".

Sin embargo, Green señaló posteriormente que la policía también investiga la posibilidad de que los agentes hubieran ingresado sin percatarse a un lugar donde se estaba desarrollando un incidente y les hubieran disparado sin querer.

"La evaluación inicial anoche, con base en la reacción de los agentes y el factor de la adrenalina, fue que los estaban emboscando, pero ustedes saben que las cosas cambian y se requiere mucho para investigar esto", afirmó Green.

Poco después del ataque se detuvo a Christopher Taylor, de 18 años, bajo sospecha de disparar a un vehículo ocupado.

Luego se efectuó una búsqueda de horas en pos del segundo individuo, pero sigue prófugo. La policía examinaba evidencia en video y realizaba entrevistas el lunes para determinar por qué y cómo ocurrió la balacera.

Los agentes respondían a una llamada por radio no relacionada con el tiroteo y conducían a baja velocidad en el vecindario cuando vieron a dos hombres en una acera y el resplandor de un fusil al ser disparado, indicó la policía.

Los agentes detuvieron su vehículo, y uno salió y devolvió los balazos mientras los hombres se daban a la fuga. Poco después la policía halló a un sospechoso ileso, junto con un fusil y otra arma.

El jefe de policía Charlie Beck explicó en una rueda de prensa el lunes que le preocupaba que pudiera haber personas que planearan atacar a la policía, si bien el barrio se ha visto afectado por la violencia de pandillas en los últimos meses y ha habido una cantidad significativa de tiroteos entre bandas.

"Se está poniendo mal, se está poniendo muy mal", comentó el lunes Isiah Frierson, de 65 años y que vive en la zona. "No puedes ir a ninguna parte".

El incidente ocurrió en momentos en que manifestantes en California y en diversas partes del país han protestado durante semanas contra los homicidios de hombres negros desarmados a manos de policías en Missouri y Nueva York.

___

Tami Abdollah está en Twitter como: http://www.twitter.com/latams