Fractura de Fernández fue por resbalón

Un "líquido deslizante" aplicado en el piso fue el causante de la caída y fractura del tobillo izquierdo que sufrió la presidenta argentina Cristina Fernández, se informó el lunes oficialmente.

La mandataria se resbaló el viernes en su casa de la localidad patagónica de El Calafate, donde pasaba unos días de descanso, y debido a ello suspendió las actividades programadas para enero como una viaje al Vaticano junto con su colega chilena Michelle Bachelet, dijo a periodistas el jefe de gabinete Jorge Capitanich.

Durante esa visita, que estaba prevista para mediados de enero, Fernández tenía previsto reunirse con el papa Francisco para conmemorar los 30 años del tratado de paz que puso fin al conflicto entre Argentina y Chile por el Canal del Beagle, en el sur del continente americano.

A raíz del accidente sufrido, la mandataria, de 61 años, fue trasladada en el avión presidencial a Buenos Aires.

La jefa de Estado se halla en reposo en la residencia presidencial de Olivos, en las afueras de la ciudad, "y se aguarda que en la próximas 48 horas pueda tener una decisión por parte de los médicos de si puede viajar o no a El Calafate", dijo Capitanich.

Las audiencias de la mandataria se reprogramarán a partir del 12 de enero.

Fernández sufrió una "fractura bimaleolar sin desplazamiento" en el tobillo izquierdo y le fueron indicados "inmovilización, tratamiento sintomático y control evolutivo", según indicó un comunicado firmado por la unidad médica presidencial el día en que ocurrió el accidente.

La presidenta ha sufrido distintas dolencias últimamente. En noviembre estuvo varios días internada por una inflamación del colon, mientras que en octubre sufrió un cuadro de faringitis que la obligó a suspender sus actividades 48 horas.

Meses atrás sufrió una bursitis trocantérea, consistente en la inflamación de las bolsas serosas que cubren la parte más externa de la cadera.

Además Fernández fue operada en septiembre de 2013 con el fin de drenarle un hematoma craneal, por lo que estuvo de licencia más de un mes, mientras que en 2012 le fue extraída la glándula tiroides.