Bills vencen 17-9 a unos desinteresados Patriots

Kyle Orton conectó un pase para touchdown, Anthony Dixon aportó dos anotaciones más por tierra y los Bills de Búfalo vencieron el domingo por 17-9 sobre los Patriots de Nueva Inglaterra.

Pese a quedarse fuera de los playoffs, los Bills lograron su primera campaña con foja ganadora en 10 años.

Luego de asegurar la cima de la Conferencia Americana para los playoffs, los Patriots usaron al quarterback Tom Brady sólo en la primera mitad y dejaron en la banca al tight end Rob Gronkowski y a otros cinco titulares.

Brady pronosticó que el desempeño del equipo en la postemporada será muy diferente al observado el domingo.

"No me preocupa que esto nos pueda restar confianza", comentó el quarterback estelar. "Tenemos jugadores muy buenos".

La victoria rompió varias rachas: el récord de 12 derrotas sin triunfo de los Bills en el Gillette Stadium y la serie de 35 victorias seguidas de Nueva Inglaterra en casa ante equipos de la Americana.

Fue un precio que los Patriots (12-4) estuvieron dispuestos a pagar a fin de proteger a sus jugadores clave, si bien el left tackle Nate Solder salió del partido después de lesionarse una rodilla cerca del medio tiempo.

Los Bills (9-7) habían quedado fuera de playoffs una semana antes.

"Tuvimos una campaña ganadora, pero no llegamos tan lejos como queríamos", reconoció el linebacker Nickell Robey.

El entrenador de los Pats, Bill Bellichick, no se presentó en la habitual conferencia de prensa después del partido. Luego, por teléfono, comentó que tuvo un ligero problema de salud, sin precisarlo.

"Tuve que pasar unos cuantos minutos en la enfermería después del partido, nada serio, sólo un par de cosas para consultar con los kinesiólogos y el doctor", indicó Bellichick.