Chelsea y City, punteros en la Premier, consiguen empates

Chelsea mantuvo su ventaja de tres puntos en el liderato de la liga inglesa al terminar la primera parte del torneo el domingo pese a empatar con el Southampton, gracias al tropezón del Manchester City, que dejó ir una ventaja de dos goles para empatar con el Burnley.

Luego de que Eden Hazard salvara al Chelsea al marcar el gol que le permitió empatar 1-1 con el Southampton, cuarto en la tabla, el City, campeón defensor y segundo en la liga, igualó 2-2 con el Burnley situado en el 19no sitio.

En una jornada en la que 18 de 20 equipos de la Premier jugaron con menos de 48 de descanso luego de los partidos del viernes, los cuatro primeros de la clasificación sólo consiguieron empates.

Manchester United perdió la oportunidad de acercarse a los punteros y se mantuvo en tercer lugar, a siete unidades del City, tras empatar sin goles ante el Tottenham.

Pero el Arsenal desplazó al West Ham del quinto puesto al derrotar a su rival londinense 2-1 gracias a un penal convertido por Santi Cazorla y una anotación de Danny Welbeck.

En la parte baja de la tabla Leicester mejoró su panorama pese a seguir en el sótano al vencer al Hull 1-0 para lograr su primera victoria desde septiembre.

Hull sólo rebasa la zona de descenso gracias a una mejor diferencia de goles sobre el Crystal Palace, que empató 0-0 con el Queens Park Rangers, otro de los equipos en problemas.

Chelsea no pudo superar al Leicester y su técnico, José Mourinho, lamentó que lo que el árbitro no marcara una falta sobre Cesc Fábregas, quien fue amonestado por fingir que lo habían derribado aunque la repetición mostró que recibió una zancadilla de Matt Targett.

"El árbitro cometió un error", dijo Mourinho. "Es muy buen árbitro pero cometió un gran error. Ellos defendieron bien pero nosotros dominamos, especialmente en la segunda parte jugamos muy bien".

Sadio Mane puso en ventaja al Southampton a los 17 minutos de juego con su segundo gol en dos partidos al recibir un pase de Dusan Tadic y bombear el balón por encima de la cabeza del arquero Thibaut Courtois.

Southampton se lanzó al ataque en la primera mitad pero antes del descanso cambió el esquema para defenderse y sufrió los embates del Chelsea.

Eden Hazard revivió un pase del español Cesc Fábregas y remató al ángulo superando la estirada del arquero Fraser Forster.

Chelsea tomó el control del partido en la segunda mitad pero no pudo vencer la resistencia del Southampton pese a la expulsión del mediocampista Morgan Schneiderlin, quien a los 89 minutos recibió una segunda tarjeta amarilla y tuvo que salir de la cancha.

En Manchester, David Silva y Fernandinho anotaron por el City en la primera parte pero George Boyd alentó el regreso del Burnley a dos minutos del reinicio de las actividades y Ashley Barnes se encargó de concretar la igualada a los 81.

Con el resultado los campeones defensores, dirigidos por el chileno Manuel Pellegrini siguen tres puntos por debajo del Chelsea.

En Londres, los intentos de anotar del Manchester United fueron frustrados una y otra vez por el arquero del Tottenham Hugo Lloris, pero el errático empate sin goles permitió a los Reds colocarse entre los cuatro primeros de la clasificación en la Liga Premier de cara a la segunda parte del torneo inglés.

Hace un año el equipo se encontraba en el sexto sitio de la tabla al terminar la primera parte de la liga, ahora el United marcha tercero y tiene una racha de nueve partidos sin derrota, lo que le permite avizorar su retorno a la Liga de Campeones de la mano de Louis van Gaal.

De no haber sido por Lloris probablemente se habría acercado al Chelsea y Manchester City que encabezan la tabla de clasificación. Pero los intentos del colombiano Radamel Falcao, Robin van Persie y Ashley Young fueron rechazados por el arquero francés.

"En la primera parte vimos la mejor actuación del Manchester United esta campaña", dijo Van Gaal. "Pudimos haber anotado cuatro o cinco goles pero no obtuvimos la recompensa".

El técnico no responsabilizó de las fallas a sus jugadores, quienes erraron varias oportunidades claras, sino a las autoridades que programaron un partido 43 horas después del duelo del viernes correspondiente a la fecha posterior a la Navidad.

"Está demostrado científicamente que el cuerpo no puede recuperarse en 48 horas", dijo Van Gaal. "Cuando la Asociación de Fútbol lo permite, ya vimos lo que sucede. En la segunda parte ya no había fútbol sino una batalla por sobrevivir".

En Hull, el sotanero Leicester logró su primera victoria en la liga desde septiembre al vencer al local 1-0 gracias al primer tanto de Riyad Mahrez.

Mahrez anotó a los 32 minutos con un tiro raso desde las afueras del área para dar al cuadro de Nigel Pearson su primer triunfo desde que derrotaron 5-3 al Manchester United.