Policía en Tulsa tiene escasez de agentes hispanos

El Departamento de Policía de Tulsa, Oklahoma, tiene dificultades para atender la diversidad poblacional en la ciudad ante el crecimiento en el número de habitantes hispanos.

Apenas 28 de los 762 agentes del departamento están clasificados como "hispanohablantes", dijo Jesse Guardiola, coordinador de comunicación hispana de la policía.

Guardiola dijo que sólo hay 22 agentes hispanos en toda la fuerza, así que es imposible enviar a quienes hablen español ante cada llamada de quienes necesiten uno de esas características.

En 2000, había menos de 30.000 hispanos registrados en Tulsa. Hoy son casi 60.000 y Guardiola dijo que el total se eleva a 80.000 si se incluye a los que están ilegalmente en el estado, de acuerdo con la edición sabatina del periódico Tulsa World (http://bit.ly/1BdKWzW ).

"Se nos ha indicado que nos adaptemos a la población y para hacerlo necesitaríamos 90 agentes hispanos más", dijo Guardiola.

"No es sólo tenerlos, sino agregarlos a los que ya tenemos. Es una situación que ha alcanzado un punto crítico", apuntó.

Debido a las reducciones presupuestarias que afectan a la ciudad, el departamento enfrenta la perspectiva de tener solo una academia de la policía en 2015.

Pero no siquiera varias generaciones de graduados serían suficientes, porque en la anterior academia del departamento sólo se graduó un agente de habla hispana.

Guardiola viaja varias veces cada año a universidades en El Paso, Texas, y Las Cruces, Nuevo México, para reclutar prospectos que hablen español.

De los estudiantes inscritos en la Universidad Estatal de Nuevo México, 65% son hispanos, agregó, y 90% en la Universidad de Texas en El Paso.

La propuesta de Guardiola a los posibles interesados es sencilla: En sus estados afrontan un mercado saturado en el que posiblemente casi cualquier policía habla español.

"¿Desean ser detectives?", les pregunta Guardiola. "Si están dispuestos a cambiarse a 10 horas de distancia, a Tulsa, es enorme la oportunidad de una asignación especial. Pueden ascender en verdad rápidamente desde policías rasos", apuntó.

Guardiola teme que si el departamento de policía no contrata más agentes de habla hispana podría aumentar la desconfianza en una comunidad que ya vive un momento crítico.

"Para el 2050, los hispanos conformarán un tercio de nuestra fuerza laboral, pero tiene los niveles de educación de más bajo nivel", señaló Guardiola.