Egipto reduce sentencias en caso de boda gay

Un tribunal de apelaciones de Egipto ratificó el sábado la convicción de ocho hombres por "incitación al libertinaje", por haber aparecido en un presunto video de una boda homosexual, pero redujo sus sentencias de tres años de prisión a uno, informó un funcionario judicial.

La corte no dio inmediatamente una razón para la reducción de las sentencias impuestas el mes pasado. Se espera que el veredicto detallado sea dado a conocer en los próximos días. El funcionario judicial habló a condición de preservar el anonimato.

Los ocho hombres fueron hallados culpables sobre la base de un video en internet que muestra a dos hombres intercambiando anillos y abrazándose mientras varios amigos los felicitan durante una fiesta en una embarcación en el Nilo.

Los activistas de derechos humanos dicen que 2014 fue el peor año en un decenio para la comunidad gay en Egipto, con al menos 150 hombres arrestados o enjuiciados en conexión con su supuesto delito.

La ley egipcia no prohíbe explícitamente la homosexualidad, por lo que los acusados son enjuiciados por "libertinaje", un cargo usualmente reservado para la prostitución. En Egipto, que es mayoritariamente musulmán con una minoría cristiana considerable, la homosexualidad es tabú para ambas comunidades.

La más reciente batida tuvo un giro espectacular cuando una televisora privada filmó una redada policial en una casa de baños públicos en El Cairo este mes, con imágenes de hombres semidesnudos escoltados por la policía. Los 26 hombres fueron llevados a juicio casi inmediatamente.

Los activistas han caracterizado los arrestos como parte de una represión a las libertades personales desde el golpe militar que derrocó al presidente islamista Mohamed Morsi el año pasado y un intento de las autoridades de presentarse como guardianas de la moralidad pública.

Desde 2013, centenares de partidarios de Morsi han muerto en choques con fuerzas de seguridad y miles han sido encarcelados. La policía ha reprimido también a activistas no islamistas por violar una ley draconiana contra manifestaciones implementada el año pasado, encarcelando a los líderes de la rebelión de 2011 que derrocó al autócrata Hosni Mubarak.