Prisión para 4 por mortal incendio en China en 2013

Jefes de bomberos y los responsables de una planta de procesamiento de aves fueron condenados a penas de hasta nueve años de cárcel en relación con un incendio en una fábrica en el noroeste de China en el que murieron 121 personas y 76 resultaron heridas, según informaron medios estatales el sábado.

El incendio en junio de 2013, en la provincia de Jilin, fue el accidente industrial más letal registrado en China en cinco años y subrayó las reiteradas violaciones de las normas de seguridad en el país.

Los sobrevivientes del fuego, la mayoría mujeres, describieron cómo, tras un cortocircuito, los trabajadores luchaban por moverse entre el humo y las llamas para llegar a unas puertas que estaban cerradas o bloqueadas.

El viernes, dos tribunales de distrito de la ciudad de Changchun condenaron a dos jefes de la planta y a dos responsables de bomberos, dijo la agencia oficial de noticias Xinhua.

El presidente de Baoyuanfeng Poultry Co., Jia Yushan, fue condenado a nueve años de cárcel y a pagar una multa de un millón de yuanes (160.000 dólares) por no asegurar la seguridad del entorno de trabajo, y el ex gerente, Zhang Yushen, recibió una condena de cuatro años por instalar equipamiento de baja calidad, dijo Xinhua.

Lyu Yandong, el ex responsable del departamento de bomberos local, y su segundo, Liu Guicai, fueron condenados por abuso de poder y sentenciados a penas de cárcel de hasta 5 años y medio. La fiscalía había dicho antes que no realizaron ninguna inspección seria en la planta y que falsificaron información tras el incendio para intentar ocultar esa falta.