Novato Martin impresiona en Dallas

Hasta ahora, la mayor prueba de resistencia para Zack Martin llegó cuando tuvo que jugar con una lesión del tobillo derecho, tan grave que le impidió practicar por una semana con los Cowboys.

Sin dudarlo, el novato entró al terreno.

"Eso sin duda refleja todo lo que conozco sobre él", comentó el entrenador de Dallas, Jason Garrett. "Es un poco de la antigua escuela. Uno recuerda a aquellos integrantes de la línea que jugaban hace 25 años. Tiene ese estilo".

Martin es una de las piezas más recientes en la reconstrucción de la línea ofensiva de los Cowboys, un bloqueador versátil que acumula más partidos de inicio que nadie más en la historia de Notre Dame. Tras su selección en el "draft", es también el primer novato, integrante de una línea de Dallas, que llega al Pro Bowl.

"Es admirable la campaña que ha tenido él", consideró el centro Travis Frederick, seleccionado el año pasado en la ronda inicial del reclutamiento y que también irá por primera vez al Pro Bowl. "Hemos hablado de eso varias veces en la campaña, de la forma en que él nunca buscó adaptarse como un novato. Siempre ha jugado como un veterano".

Tyron Smith, dos veces electo al Pro Bowl como tackle izquierdo, fue la primera selección de Dallas en 2011.

La determinación de Martin se puso a prueba apenas unas semanas después de que los Cowboys lo seleccionaron en el 16to lugar del "draft". Participó en una jugada que terminó con la campaña del linebacker Sean Lee, en la primera práctica de la pretemporada con plantel completo.

Antes de que hubiera contacto con Martin, la rodilla de Lee se dobló, debido a la ruptura del ligamento cruzado anterior. Un video mostró la forma en que Martin cayó después sobre la pierna lesionada.

Martin dio la cara ante las preguntas de la prensa sobre lo que había ocurrido.

"Es odioso participar en esa jugada y ver que él se lastima", comentó. "Pienso que él opina lo mismo. Hay que seguir adelante".

Efectivamente, Lee y el tight end Jason Witten deslindaron a Martin.

Luego, Martin abrió huecos para que DeMarco Murray tuviera una temporada en la que pronto podría proclamarse como el corredor con más yardas recorridas.

Pero el novato de 24 años se torció el tobillo derecho durante un partido que los Cowboys ganaron a Filadelfia. Jugó sin entrenar ante Indianápolis, a la semana siguiente, y los Cowboys amarraron el título divisional.

"Los kinesiólogos hicieron un gran trabajo durante toda la semana para atender la inflamación", indicó. "Así que me sentí cómodo".