Pakistán crea cortes militares contra terrorismo

Pakistán creará tribunales especiales bajo la supervisión de funcionarios militares para atender casos por terrorismo tras la masacre en una escuela perpetrada por el Talibán, anunció el primer ministro del país.

Nawaz Sharif dio un discurso televisado a nivel nacional después de una maratónica reunión con todos los partidos políticos y el liderato militar paquistaní para debatir nuevas políticas antiterroristas luego del horrendo ataque.

"El ataque en Peshawar ha sacudido a la nación. No dejaremos que la sangre de nuestros niños haya sido en vano", comentó Sharif.

Después del ataque del Talibán paquistaní del 16 de diciembre que dejó 149 muertos, el gobierno se ha esforzado para demostrar que ha endurecido su campaña contra la combatividad.

Las fuerzas militares han reforzado sus operaciones en zonas tribales, y el gobierno ha reinstaurado la pena de muerte. De antemano seis personas han sido ejecutadas.

Las cortes militares fueron la más polémica de las 25 medidas anunciadas por Sharif luego de una reunión de todo el día llevada a cabo el miércoles en la capital. El primer ministro ofreció pocos detalles sobre la manera en que funcionarían los tribunales, pero dijo que funcionarían durante los próximos dos años y que será necesario modificar las leyes actuales.

Tras el ataque del Talibán en una escuela de la ciudad fronteriza de Peshawar, el gobierno ha estado analizando varias opciones para combatir a los rebeldes, incluyendo formas que faciliten la detención y enjuiciamiento de presuntos terroristas.

Las personas que suponen son terroristas rara vez son enjuiciadas en el complejo sistema de justicia de Pakistán debido a las pésimas investigaciones de la policía y la intimidación de testigos y jueces. Los casos pueden durar en los tribunales por meses y años con pocos avances, por lo que las cortes militares son vistas como una manera de acelerar al sistema.

Pero las cortes supervisadas por las poderosas fuerzas militares del país generan dudas sobre si habrá supervisión civil o acceso a los medios y cuántos derechos tendrán los acusados.