Sony Pictures se retracta y estrena "The Interview"

Luego de una enorme controversia, contragolpes, confusión y amenazas, Sony Pictures decidió estrenar ampliamente por internet la película "The Interview", en una respuesta sin precedentes a los hackers que arruinaron el estreno que se realizaría en Navidad de la comedia que trata de un intento de asesinato contra el líder norcoreano Kim Jong Un.

"Sony siempre tuvo la intención de contar con una plataforma nacional para estrenar esta película", dijo el presidente y director general de Sony Pictures, Michael Lynton, en un comunicado. "Elegimos la plataforma digital para llegar a tantas personas como fuera posible en el día del estreno y seguiremos buscando otras plataformas para ampliar más la difusión.

"The Interview" se pude alquilar a través de varias plataformas digitales como Google Play, YouTube Movies, Xbox Video de Microsoft y un sitio especial de internet de Sony a partir del miércoles. La película cuesta 5,99 dólares y además se estrenará el jueves en unos 200 cines de Estados Unidos.

El estudio se retractó así de su decisión de no exhibir la película después que ciberpiratas amenazaron con actos de violencia. La decisión de no exhibir suscitó fuertes críticas, incluso del presidente Barack Obama.

"Era esencial para nuestro estudio estrenar esta película, sobre todo tras el ataque a nuestra empresa y nuestros empleados, por aquellos que querían detener la libertad de palabra", agregó Lynton.

Esta es una de las escasas ocasiones en la que una película de estudio es exhibida simultáneamente en cines y en video a demanda. Generalmente los grandes estudios solo permiten la exhibición en plataformas digitales meses después del estreno en los cines para maximizar los ingresos por taquilla.

Google expresó su apoyo con un texto en su blog oficial en el cual dijo que "no puede quedar al margen".

"Desde luego, era tentado esperar que sucediera otra cosa para garantizar que esta película viera la luz del día. Pero después de discutir todos los aspectos, Sony y Google acordaron que no podían quedarse de brazos cruzados para permitir que un puñado de personas determine el límite de la libertad de expresión en otro país (por tonto que sea el contenido)".

Lynton dijo que con el estreno, la compañía demostraba su compromiso con la libertad de expresión.

"Si bien no podríamos prever el camino que tomaría esta película hasta llegar a este momento, siento orgullo porque nuestra lucha no fue en vano y los cibercriminales no pudieron acallarnos", dijo.

Por su parte, Norcorea manifestó el miércoles que no habrá una "reacción física", sólo una condena al estreno de la película.

Kim Song, diplomático norcoreano ante Naciones Unidas, dijo a The Associated Press que la película es una "burla imperdonable a nuestra soberanía y dignidad de nuestro supremo líder".