Banco central ruso ayudará a empresas a pagar deudas

El Banco Central de Rusia lanzó el miércoles otra iniciativa para fortalecer al abrumado rublo, ofreciendo préstamos en divisa dura a empresas y bancos para ayudarlos a pagar sus deudas.

La estabilización del rublo, una de las divisas con peor rendimiento del año tras una baja significativa en los precios del petróleo y las sanciones impuestas a Rusia por sus actividades en Ucrania, es una delas prioridades de las autoridades monetarias rusas.

El mayor banco ruso de préstamos, Sberbank, reconoció nuevamente que enfrentó una corrida la semana pasada cuando el rublo estaba caída libre y la gente se asustó por sus depósitos. Su presidente, Alexander Torbakhov, reconoció a agencias de noticias rusas que el banco estaba "listo para una nueva ola de pánico". En un intento por controlar el impacto financiero, el banco elevó la tasa de interés que ofrece a por los depósitos y en las hipotecas.

El control de la crisis del rublo está detrás de las medidas más recientes del Banco Central de aceptar obligaciones en divisa extranjera como garantía de los préstamos. La esperanza es que ofrezca alivio a los que no tienen acceso a mercados extranjeros de capital para refinanciar préstamos debido a las sanciones occidentales.

Otras medidas tomadas incluyen el aumento la semana pasada de la principal tasa de interés del Banco Central a un asombroso 17% con la esperanza de hacer el rublo más atractivo a los corredores.

En un intento por aumentar la oferta de divisa dura en los mercados, el gobierno alentó a las grandes compañías a vender más divisa fuerte. Y el martes instruyó oficialmente a cinco de los mayores exportadores controlados por el gobernó a reducir sus activos en moneda extranjera a los niveles de octubre y a no aumentarlos nuevamente hasta marzo.

Sin importar el rendimiento del rublo en los próximos días y semanas, se espera que la economía rusa caiga en recesión el próximo año. Algunos, como el ex ministro de Finanzas Alexei Kudrin, han advertido de una crisis fuerte.

El martes, la agencia de calificación de crédito Standard & Poor's notificó a Rusia que puede enfrentar una reducción de su calificación tras "un rápido deterioro de la flexibilidad monetaria y el impacto del debilitamiento de la economía sobre su sistema financiero".

S&P dijo que planea hacer un anuncio para mediados de enero. Cualquier reducción su la calificación rusa de BBB colocaría la deuda de Moscú en la categoría de "bonos basura".