Recomiendan que gays puedan donar sangre en EEUU

Autoridades de salud de Estados Unidos recomendaron poner fin a la prohibición de por vida establecida hace 31 años a que los hombres gay y bisexuales donen sangre, política que muchos médicos y activistas consideran ya no se justifica.

La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés) indicó el martes que apoya el reemplazo de la prohibición general por una nueva política que restrinja las donaciones provenientes de hombres que hayan tenido relaciones sexuales con otros hombres en los últimos 12 meses. Con este cambio Estados Unidos armonizaría su política con las de otros países, incluidos Australia, Japón y Gran Bretaña.

Sin embargo, los activistas cuestionaron el que el requisito de que los homosexuales tengan un año de celibato para que puedan donar sangre equivalga a un cambio significativo en la política.

La prohibición de por vida se remonta a los primeros años de la crisis del sida y su propósito era proteger el suministro de sangre frente a una enfermedad de la que se comprendía poco en ese entonces.

Sin embargo, muchos grupos de médicos, incluida la Asociación Médica Estadounidense, dicen que los avances científicos ya no dan sustento a esta política, dados los adelantos en las pruebas para detectar el VIH. Los activistas que defienden los derechos de los homosexuales afirman que la prohibición es discriminatoria y perpetúa estereotipos negativos.

A principios del año entrante la agencia recomendará el cambio en un borrador de directrices y procederá a elaborar un documento final después de que reciba comentarios del público, dijeron funcionarios de la FDA a la prensa. El subdirector de la agencia, el doctor Peter Marks, declinó establecer un plazo para la conclusión del proceso, pero afirmó que "estamos comprometidos a trabajar sobre el asunto lo más rápido posible".

Marks dijo que algunas de las pruebas más contundentes para modificar la política provienen de Australia, que hace poco más de una década instauró una prohibición de un año a las donaciones. Estudios de reciente publicación no mostraron cambio alguno en la seguridad del suministro de sangre después de la modificación de la política.

Además, estudios efectuados por el gobierno estadounidense dejan entrever que es más probable que los homosexuales y bisexuales acaten las normativas para las donaciones basadas en una prohibición de 12 meses. Todos los donantes de sangre responden un cuestionario sobre su salud y conducta sexual, pero algunos gays no contestan con precisión a fin de poder ser donantes.

Todas las donaciones de sangre en Estados Unidos son sometidas a examen de VIH, pero las pruebas sólo detectan el virus después de que ha estado unos 10 días en el torrente sanguíneo.