Peavy y Gigantes completan contrato de 24 millones

Jake Peavy tuvo que ser paciente mientras los Gigantes de San Francisco trataron de firmar nuevos contratos con el venezolano Pablo Sandoval y cuando intentaron fichar a Jon Lester.

Pero Peavy sabía dónde quería lanzar. Se tomó el tiempo para recargar baterías y discutir sus alternativas con su familia, tras la emoción de conquistar otro título y de experimentar el mercado de agentes libres por primera vez en su vida.

"Yo no era Jon Lester, vamos a aclarar eso", dijo Peavy el martes, tras firmar un convenio por dos años y 24 millones de dólares. El principio de acuerdo se alcanzó la semana anterior.

Peavy recibirá una bonificación por firma de cuatro millones de dólares, y tendrá salarios de siete millones la campaña próxima y 13 millones en el 2016. El contrato tiene además bonificaciones por rendimiento y una cláusula de no transferencia.

De 33 años, Peavy ayudó a los Medias Rojas de Boston a ganar la Serie Mundial de 2013 y fue canjeado a San Francisco el 26 de julio este año. Tras comenzar la campaña con marca de 1-9 con Boston, Peavy se fue 6-4, con efectividad de 2.17 en 12 aperturas con los Gigantes.

Tuvo un récord de 1-2 en cuatro salidas en la postemporada con San Francisco, que ganó su tercer cetro en cinco años.

"Simplemente agradezco que Jake se haya quedado con nosotros tras este proceso en los agentes libres", expresó el subgerente general de los Gigantes, Bobby Evans. "Estamos emocionados por tenerlo de vuelta. Desde luego que no hubiéramos hecho lo que hicimos en 2014 sin él".

Peavy agregó que había recibido "algunas ofertas realmente atractivas", pero indicó que no estaba dispuesto a firmar con el mejor postor.

"No estaba buscando la mayor cantidad de dinero", dijo, e indicó que lo importante era definir su mejor opción tras su 13ra campaña en las mayores.

"Lograr lo que hicimos el año pasado fue de lo más especial que pude imaginar", comentó. "San Francisco es un lugar especial. Se le conoce en todo el mundo, y esta organización ha tenido logros. ¿Cómo es posible que un deportista profesional no quiera ser parte de lo que tenemos aquí ahora?"

Sandoval y Lester no quisieron. El "Kung Fu Panda" se marchó a Boston y el preciado serpentinero prefirió firmar con los Cachorros de Chicago.