Perú: indígenas rodean aldea, exigen alimentos

Unos 200 indígenas armados con arcos y flechas que viven en aislamiento voluntario rodeaban el martes a 39 comuneros en reclamo de alimentos y herramientas, mientras el gobierno buscaba evacuar a los aldeanos.

Los indígenas de la etnia Mashco-Piro "exigen alimentos y herramientas" a los pobladores de la comunidad Monte Salvado, cuya evacuación culminaría en cuatro días, dijo a The Associated Press Patricia Balbuena, viceministra de Interculturalidad.

Dos embarcaciones partieron al mediodía desde la ciudad de Puerto Maldonado y demorarán más de 48 horas en llegar hasta Monte Salvado, en cuyo puesto de vigilancia, instalado por la Federación Nativa de Madre de Dios, están los 39 aldeanos que hablan "yine", una lengua similar a la de los Mashco-Piro.

Monte Salvado es la comunidad nativa más próxima a la reserva amazónica Madre de Dios, en el sureste de Perú, donde viven los Mashco-Piro, que suman unos 600, según cifras oficiales.

Klaus Quicque, dirigente de federación, dijo a AP que los botes también buscarán evacuar a otra comunidad nativa llamada Puerto Nuevo donde viven otras 30 personas en peligro.

El gobierno intentó los últimos días una evacuación aérea con helicópteros de las fuerzas armadas pero las lluvias constantes lo impidieron.

Monte Salvado fue fundado en la década de 1990 y en 2011 los indígenas en aislamiento iniciaron sus apariciones. El 18 de diciembre ingresaron cuando los pobladores habían salido a votar en unos comicios regionales. Los Mashco-Piro mataron perros y se llevaron unas 400 gallinas e hicieron destrozos, dijo Quicque.

El sábado los indígenas en aislamiento volvieron a ingresar a la comunidad exigiendo comida. También se llevaron machetes, ollas y sogas, reportaron los pobladores a la Federación Nativa de Madre de Dios desde el único teléfono satelital existente en el puesto de vigilancia de Monte Salvado.

En 2013 más de 100 Mashco-Piro pidieron plátanos, cuerdas y machetes a los indígenas yine de Monte Salvado. El incidente quedó grabado en un video tomado por uno de los supervisores de la federación al que The Associated Press tuvo acceso.

Las leyes peruanas prohíben el contacto físico con unas 15 tribus "aisladas" del país, que se calcula tienen entre 12.000 y 15.000 miembros que viven en la Amazonía al este de los Andes. La razón principal es la seguridad de los indígenas: sus sistemas inmunológicos son muy vulnerables a los gérmenes que portan otras personas.

Brasil, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela y Paraguay son los únicos países de América que poseen pueblos en aislamiento voluntario, según especialistas. También existen otros pueblos similares en Africa y Asia.