Cuestionada empresa mexicana no irá a licitación de tren

Una empresa constructora cuestionada por su vínculo con la esposa del presidente Enrique Peña Nieto no participará en la licitación del primer tren de alta velocidad de México, informaron las autoridades.

Durante una reunión de la comisión para revisar la licitación, que fue concedida y cancelada en noviembre debido a irregularidades, el secretario de Comunicaciones Gerardo Ruiz Esparza dijo que "no me queda duda de que (Grupo Higa) está imposibilitada desde el punto de la opinión pública".

Un consorcio liderado por la empresa China Railway Construction Company en el que participaban varias empresas mexicanas ganó la licitación del tren rápido México-Querétaro, pero luego el propio presidente pidió que se cancelara la licitación de la obra, valuada en 3.700 millones de dólares. Una de las empresas mexicanas que integraba el consorcio, Constructora Teya, es filial del Grupo Higa.

Otra empresa del Grupo Higa, Inmobiliaria del Centro, construyó y vendió a Angélica Rivera, la esposa del presidente Peña Nieto, la casa de la familia, objeto de una intensa polémica el último mes debido a las anomalías en los mecanismos de pago acordados por la primera dama y la constructora.

La propiedad de más de 1.400 metros cuadrados tiene un valor aproximado de siete millones de dólares y está situada en la zona residencial más exclusiva de la Ciudad de México.

El noviembre el gobierno decidió convocar una nueva licitación que disipara los cuestionamientos y las sospechas de conflictos de intereses derivados de la adjudicación de una obra pública de tanta envergadura a un grupo empresarial que ha tenido en el pasado vínculos con la familia del presidente.

"Reflexionamos sobre el riesgo de continuar el proyecto bajo condiciones de duda, con la posibilidad de acciones políticas para obstaculizar su ejecución y la limitación o cancelación de los recursos necesarios para esto", dijo Esparza.