México: alcalde de Cocula declara por desapariciones

Cesar Peñaloza, alcalde de Cocula, la localidad del estado sureño de Guerrero donde supuestamente fueron calcinados 43 estudiantes el pasado mes de septiembre, presta declaración ante las autoridades desde hace más de tres días.

Un funcionario de la fiscalía mexicana que pidió el anonimato por no estar autorizado a hablar con la prensa, informó el viernes por la noche a AP que Peñaloza llegó el viernes a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada y está declarando desde entonces.

El responsable no detalló si se encontraba en condición de testigo o si se le imputaba algún cargo y se limitó a señalar que ese testimonio era una "ampliación" de la declaración ofrecida por Peñaloza ante las mismas instancias en la primera quincena de octubre.

Según la versión oficial, policías locales de Cocula y del vecino pueblo de Iguala, ambos en el estado de Guerrero, fueron los que atacaron al grupo de estudiantes el pasado 26 de septiembre.

Seis personas murieron en los ataques y 43 estudiantes están desaparecidos desde entonces. Solo los restos de uno de ellos han sido identificados.

De acuerdo con la fiscalía mexicana, los policías de ambos municipios se llevaron a los jóvenes y los entregaron a miembros del cártel local, Guerreros Unidos, que, supuestamente, los quemaron en una gran hoguera en el basurero de Cocula para después echar sus restos en bolsas de basura y arrojarlos a un río cercano.

El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, es considerado por las autoridades el autor intelectual de la masacre y se encuentra preso desde el pasado 4 de noviembre pero el de Cocula ha permanecido libre y en su cargo hasta este momento.