Alcalde de NY exhorta a la calma

Mientras el Departamento de Policía de Nueva York está de luto por la muerte de dos agentes, el alcalde Bill de Blasio pidió una pausa en las protestas y el rencor al ampliarse una brecha entre él y miembros de esa fuerza, que lo acusan de crear un ambiente de desconfianza favorable a las ejecuciones.

De Blasio solicitó el lunes un alto a las declaraciones políticas hasta que pasen los funerales de los agentes asesinados, una exhortación a ambas partes en una disputa que ha sacudido al país, la cual se centra en la muerte de hombres negros desarmados a manos de agentes blancos.

"Estamos en un momento muy difícil. Nuestro enfoque tiene que estar en estas familias (de los afectados)", afirmó de Blasio en el cuartel de la policía. "Creo que es momento de que todo el mundo deje a un lado los debates políticos, deje las protestas, deje todas las cosas de las que hablaremos en el momento adecuado".

La relación entre De Blasio y los sindicatos de la policía local ha caído a un nivel extraordinariamente bajo luego de los fallecimientos a tiros del sábado, una emboscada que según el agresor era en represalia por la muerte de Eric Garner en Nueva York y del joven Michael Brown en Ferguson, Missouri, ambas a manos de agentes blancos.

En una muestra de desafío, decenas de policías le dieron la espalda a De Blasio en el hospital donde los agentes fallecieron, y los líderes sindicales afirmaron que el alcalde tenía "sangre en las manos" por haber facilitado las cosas a los manifestantes que han recorrido las calles de Nueva York este mes desde que un jurado investigador declinó acusar formalmente a un oficial por la muerte de Garner, el cual falleció mientras el agente le aplicaba una maniobra que no le permitía respirar.

De Blasio, aunque dijo no estar de acuerdo con los comentarios de los líderes sindicales, trató en gran medida de mostrar un tono conciliador en su primera sesión amplia de preguntas y respuestas desde el tiroteo del fin de semana. Dijo tener confianza de que la ciudad "trabaja en pos de un día en el que podamos lograr mayor armonía hacia la labor policial y la comunidad".

Los policías Wenjian Liu y Rafael Ramos fueron emboscados el sábado en la tarde por un hombre que prometió a ponerle "alas a los cerdos", según anunció en Instagram, y después de matarlos se suicidó. El sospechoso, Ismaaiyl Brinsley, era negro.

De Blasio dijo que acudirá a los funerales de los dos agentes.

_______

Los periodistas Jennifer Peltz y Tom Hays de The Associated Press en Nueva York y Kathleen Foody en Atlanta contribuyeron con este despacho.