Congreso designa miembros de poderes públicos

La Asamblea Nacional eligió el lunes a la fiscal general, el contralor general y el defensor del pueblo, y dejó en manos del Tribunal Supremo de Justicia el nombramiento de las autoridades electorales por falta de consenso entre los congresistas.

La mayoría oficialista de la Asamblea Nacional aprobó, sin el apoyo de la oposición, el nombramiento de Manuel Galindo como contralor general, Tarek William Saab con defensor del pueblo, y ratificó en su cargo a Luisa Ortega Díaz como fiscal general, anunció el presidente del congreso, el diputado oficialista Diosdado Cabello.

El oficialismo tiene 99 diputados mientras que lo oposición tiene 66.

Galindo viene de dirigir la Procuraduría General mientras que Saab fue gobernador oficialista del estado oriental de Anzoátegui entre los años 2004 y 2012, y congresista entre 1999-2004.

"Se impone la letra de la Constitución de la República...No va a ser en esta Asamblea donde se saboteen las instituciones. Desde aquí van a ser fortalecidas las instituciones del Estado", dijo Cabello en un discurso al defender los nombramientos y al rechazar los señalamientos de la oposición que consideró las designaciones como violatorias de la Carta Magna alegando que no se cumplió la normativa que exige los votos de las dos terceras partes del congreso (unos 110 votos).

El presidente de la Asamblea indicó que el Tribunal Supremo de Justicia, que es señalado por la oposición de simpatizar con el oficialismo, dictaminó que estaba ajustado a la Constitución que la mayoría simple de congreso nombrara el fiscal y contralor general y el defensor del pueblo, que integran el llamado "Poder Ciudadano".

Cabello dijo que la mayoría oficialista decidió dejar en manos del Tribunal Supremo la elección de los jefes del Consejo Nacional Electoral por "no tener mayoría constitucional". La Constitución prevé que las autoridades electorales deben ser elegidas por las dos terceras partes del congreso, y que en el caso de que no se dé el consenso la selección debe hacerla el máximo tribunal.

El diputado opositor Tomas Guanipa consideró como "absolutamente arbitraria" la interpretación de la Constitución que empleó el oficialismo para nombrar la fiscal, contralor y defensor del pueblo aliados al gobierno "tendrán un castigo del pueblo" en las próximas elecciones parlamentarias previstas para el 2015.

"Por más poder que tengan en sus manos y bajo su control, el voto de cada ciudadano se va a ejercer el año que viene", dijo Guanipa durante un discurso en la Asamblea.

La Asamblea Nacional decidió posponer para el 26 de diciembre la selección de una docena de miembros del Tribunal Supremo de Justicia que está integrado por 32 magistrados principales y sus respectivos suplentes.