Inmigrantes comienzan a solicitar licencias en Arizona

Inmigrantes jóvenes protegidos de las deportaciones por las nuevas políticas del gobierno de Barack Obama comenzaron a solicitar licencias de conducir de Arizona el lunes luego de que un juez prohibiera al estado que negara ese privilegio.

Decenas de jóvenes inmigrantes hicieron fila afuera de las oficinas del gobierno antes de que estas abrieran.

José Alberto Aguilar, quien nació en ciudad de México y fue llevado a Estados Unidos cuando era niño, esperaba afuera de las oficinas de la División de Vehículos Automotores en Tucson. El ingeniero civil de 23 años va al trabajo todos los días en autobús.

"Esto es muy bueno porque así podré conseguir un auto y estaré más seguro", dijo Aguilar.

Aguilar dijo que se le contrató como ingeniero civil luego de que pudo trabajar como interno en una empresa tras recibir un número de seguro social a través de un programa del gobierno de Obama que, según sus palabras, "en verdad me abrió muchas puertas".

Las personas que hacían fila a las afueras de la División de Vehículos Automotores lanzaron expresiones de júbilo cuando se abrieron las puertas de la oficina.

Dijeron que estaban emocionados de al fin tener una oportunidad para conducir legalmente. Algunos dijeron que durante años condujeron hacia sus empleos pero con el temor de que los detuviera la policía.

Jóvenes inmigrantes habían dicho que las medidas de la gobernadora Jan Brewer les dificultan o imposibilitan realizar trámites esenciales para su vida diaria como acudir a la escuela, trabajar o ir a una tienda.

Autoridades estatales dijeron esperar una elevada asistencia de solicitantes en las semanas venideras en todas las oficinas de su División de Vehículos Automotores del estado ya que unas 20.000 personas son elegibles para solicitar la licencia.

Arizona trató de impedir la emisión de licencias luego de que en 2012 el gobierno de Obama tomara medidas para proteger de deportación a miles de inmigrantes.

La política del presidente se aplica a los menores de 30 años que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, que han estado en el país al menos cinco años en forma consecutiva, que estudian la preparatoria o se graduaron de este nivel o en programa equivalente, o que han participado en las fuerzas armadas.

En agosto de 2012 Brewer emitió una orden ejecutiva en la que pedía a las agencias estatales negar las licencias y otros beneficios a inmigrantes que recibieron autorización para trabajar gracias a esa medida, lo que fue considerado el mayor desafío al programa de suspensión temporal de las deportaciones de jóvenes que residen sin autorización legal que llegaron a Estados Unidos cuando niños, traídos por sus familiares.

Sus abogados sostienen que la decisión obedeció a las preocupaciones por la responsabilidad de los conductores y el deseo de reducir el riesgo de que las licencias se utilicen de manera inadecuada para tener acceso a servicios públicos.

____

La periodista de The Associated Press Astrid Galván contribuyó a este despacho desde Tucson, Arizona.