Exgerente de Petrobras: expuse anomalías a actual directora

Una exgerente de Petrobras declaró que le advirtió en 2008 a la actual directora general de la empresa sobre anomalías en contratos. Pero la compañía niega que la exempleada haya hablado e insiste en que recién señaló las irregularidades este año una vez revelada una amplia red de sobornos dentro de la petrolera.

Venina Velosa da Fonseca, exgerente de abastecimiento, dijo que en 2008 acudió a su superior y actual directora de Petrobras, Maria das Graças Foster, entonces directora de gas y energía, cuando descubrió irregularidades en pagos de servicios no prestados y contratos con precios inflados.

"Estuve con la directora personalmente cuando ella era directora del área de gas y energía. En ese momento, discutimos el asunto. Le entregué la documentación sobre el proceso de denuncia", dijo Fonseca en una entrevista a la red televisiva Globo transmitida el domingo por la noche. "Después de eso, ella tuvo acceso a esas irregularidades en reuniones de la dirección general", agregó.

Las declaraciones de Fonseca contradicen las afirmaciones que viene haciendo Petrobras, según las cuales Foster no fue informada sobre irregularidades por la exempleada hasta el 20 de noviembre de este año, después de ser despedida. Además, Foster señaló la semana pasada que las declaraciones de Fonseca podrían ser fruto de una represalia por su despido.

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff defendió a Foster el lunes en un desayuno con periodistas.

"Conozco a Graças. Sé de la seriedad de Graças. Sé de la rectitud de Graças", expresó Rousseff al mismo tiempo que dijo que pretendía mantener a Foster al mando mientras no haya pruebas de mala conducta de su parte. Foster ofreció renunciar al puesto debido al escándalo de corrupción.

"Cuando veo que no se está practicando ninguna irregularidad, no puedo querer castigar", dijo la mandataria.

La investigación del esquema de sobornos de la petrolera estatal ha resultado en la detención de más de 30 ejecutivos de empresas constructoras que pagaban para obtener contratos. Hasta ahora tres exdirectores de Petrobras han sido implicados en la red.

El valor de los sobornos se estima en más de 4.000 millones de dólares. Según la fiscalía, parte del dinero obtenido habría ido a las arcas del gobernante Partido de los Trabajadores y otros dos partidos políticos.

Fonseca dijo en la entrevista que ha sido blanco de ataques por denunciar las prácticas irregulares de la empresa, pero advirtió que continuará con sus denuncias.

"Lo que yo quiero es una empresa limpia. Lo que yo quiero es que los funcionarios de Petrobras puedan sentir orgullo de trabajar en esa empresa", sostuvo.

------

El periodista de The Associated Press Brad Brooks contribuyó a este despacho desde Brasilia.