Rusia rescata a uno de sus bancos tras caída del rublo

El banco central ruso anunció el lunes que rescatará a un banco de mediano tamaño con unos 500 millones de dólares para evitar su quiebra, una clara señal de que la devaluación del rublo en medio de una caída de los precios del petróleo está causando problemas al sistema financiero del país.

El banco central informó que prestará 30.000 millones de rublos al Trust Bank, fondos que le permitirán mantener sus operaciones de manera normal.

El banco también será puesto bajo su supervisión hasta que se encuentre un inversionista dispuesto a asumir sus operaciones. Los principales bancos rusos informaron que no están interesados en la adquisición del Trust Bank, una de las 30 instituciones financieras más importantes de Rusia, con activos por unos 5.000 millones de dólares.

Los problemas que aquejan al Trust Bank se presentan tras un periodo de agitación para el rublo, que tuvo uno de los peores desempeños para una moneda este año, junto con el hryvnia ucraniano.

Su valor ha caído casi a la mitad a medida que han descendido los precios del petróleo. La semana pasada su deslizamiento se atenuó lo que provocó un incremento en la compra de vehículos y bienes duraderos antes de que aumenten más los precios.

No obstante, el viceprimer ministro Igor Shuvalov declaró el lunes que el rublo se reponga luego de que en las últimas sesiones mostró tendencia a la estabilización. Luego de registrar ganancias moderadas hacia el fin de semana el rublo recuperó 8% de su valor en la sesión de intercambio del lunes por la tarde y cerró a 54 por dólar.

El funcionario también dijo que Rusia por ahora no aplicará el control de cambio a las empresas nacionales. La caída del rublo ha provocado rumores de que Rusia está por aplicar controles de cambio y de flujo de capitales, a fin de mantener su valor alto.

La moneda rusa se ha debilitado debido a la baja en los precios del petróleo, que actualmente se encuentra en 60 dólares por barril después de que en junio rondaba los 107 dólares, así como por las sanciones que Occidente impuso a Rusia por su participación en la crisis ucraniana y la anexión de Crimea.

La caída de los precios del petróleo es una de las razones que explican la esperada caída en recesión de la economía rusa el próximo año.

Alexei Kudrin, respetado ex ministro de finanzas del país entre 2000 y 2011, dijo el lunes a periodistas que los precios del petróleo por sí solos no explican los problemas que ha sufrido el rublo en este año. Dijo que la caída en los precios del energético representa el 25% del descenso en el valor del rublo.

Kudrin advirtió el lunes que Rusia entrará en recesión aún si los precios del barril de petróleo llegan a 80 dólares.

Bajo el mandato del presidente Vladimir Putin Rusia ha pasado una década de crecimiento de la economía impulsada por altos precios del petróleo y el crecimiento del mercado interno pero el derrumbe del rublo y el aumento de la inflación podrían representar una amenaza para la expectativa de los consumidores el próximo año.

De acuerdo con Kudrin, por primera vez desde el año 2000 el ingreso disponible se reducirá significativamente, aproximadamente en 4%.