Fugitivo mata a policía en Florida; lo balea y atropella

Un fugitivo que intentaba evadir una orden de arresto baleó a un policía del área de Tampa y después lo atropelló a primeras horas del domingo causándole la muerte, dijeron las autoridades.

Marco Antonio Parilla Jr., de 23 años, estrelló su vehículo contra un poste y otro coche después de que arrollara al policía de Tarpon Springs, Charles Kondek. Parilla fue arrestado por el cargo de homicidio premeditado.

La agresión al parecer no estuvo relacionada con el asesinato a tiros de dos policías en la ciudad de Nueva York ocurrido el día anterior.

Las autoridades indicaron que Kondek acudió a un llamado a las 2 de la madrugada por una queja de ruido a un complejo de apartamentos.

Padilla golpeaba puertas mientras buscaba a un vecino que lo había "delatado" a la policía, según las autoridades.

Cuando Parilla vio a Kondek le disparó en varias ocasiones y en una le dio en la parte superior del chaleco antibalas.

"Sabemos que tenemos detenido al hombre correcto, dijo el jefe de policía del condado Pinellas, Bob Gualtieri. "Este tipo sabía lo que hacía, mató a un policía y deberá responder por ello", agregó.

Según el Departamento de Correcciones de Florida, Parilla estuvo preso más de dos años por varios delitos, incluidos cargos de drogas, y fue puesto en libertad en marzo.

Se le declaró fugitivo porque infringió su libertad condicional. Se desconocía de inmediato cuál fue la infracción.

Según el jefe policial, Parilla dijo a investigadores que cuando vio al agente "se sintió atrapado" y no quería regresar a la cárcel.

"Ofrezco mis disculpas a la familia" del agente, declaró Parilla a la prensa mientras lo conducían a prisión. "No fue mi intención", agregó.

Kondek, de 45 años, estuvo de servicio 17 años con la fuerza local.

Kondek también trabajó más de cinco años en el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, dijeron las autoridades. El policía tenía seis hijos.