Norcorea amenaza a EEUU ante ataque cibernético contra Sony

Corea del Norte afirmó que el presidente Barack Obama propaga "imprudentemente" rumores de que Pyongyang orquestó el ataque cibernético contra Sony Pictures y advirtió que golpeará a la Casa Blanca, el Pentágono y "todo el continente de Estados Unidos, la cloaca del terrorismo".

Este tipo de discurso norcoreano es ordinario en momentos de alta tensión entre Pyongyang y Washington.

Sin embargo, lo extenso de un comunicado de la poderosa Comisión de Defensa Nacional puso de relieve la sensibilidad de Pyongyang hacia una película cuya trama se centra en el asesinato del gobernante norcoreano Kim Jong Un, quien se ha beneficiado de un culto a la personalidad construido durante décadas en torno a la dinastía de su familia.

Estados Unidos responsabilizó a Corea del Norte del ataque cibernético que devino en amenazas de ataques terroristas contra cines en territorio estadounidense y la cancelación por parte de Sony del estreno de la cinta "The Interview".

Obama, que se comprometió a responder "proporcionalmente" al ataque, dijo en entrevista difundida el domingo en el programa "State of the Union" de la CNN que Washington examina si pone de nuevo a Corea del Norte en la lista de estados que auspician el terrorismo.

La Comisión de Defensa Nacional, que encabeza Kim, advirtió que su ejército de 1,2 millones de efectivos está dispuesto a librar una guerra de todo tipo contra estados Unidos.

"Nuestra contra-reacción más severa será adoptada con audacia contra la casa Blanca, el Pentágono y todo el territorio continental de Estados Unidos, la cloaca del terrorismo, y superará por mucho la 'contra-reacción simétrica' declarada por Obama", dijo el Departamento de Política de la comisión en un comunicado que difundió la Agencia Noticiosa Central Koreana (oficial).

Corea del Norte dijo que sabe cómo mostrar que no tuvo nada que ver con el ataque cibernético contra Sony y propuso una investigación conjunta con Estados Unidos.

Corea del Norte y Estados Unidos, enemigos en la Guerra de Corea librada de 1950 a 1953, continúan técnicamente en estado de conflicto porque este terminó con un armisticio y no un tratado de paz. Estados Unidos tiene destacados 28.500 soldados en Corea del Sur para disuadir cualquier agresión de Corea del Norte.

Ambas naciones están enzarzadas en una disputa internacional a causa de los programas atómicos y de misiles de Pyongyang y los supuestos abusos de derechos humanos cometidos en Corea del Norte.

En la primavera de 2013, las tensiones se elevaron dramáticamente ante la serie de amenazas estridentes que emitió Corea del Norte de lanzar ataques nucleares contra Washington y Seúl.