Boko Haram difunde un video de ejecuciones

Un nuevo video de extremistas de la organización Boko Haram muestra a hombres armados masacrando a civiles que están tumbados boca abajo en un dormitorio, mientras un líder dice que son "infieles".

En las imágenes se ven tantos cadáveres que los hombres tienen problemas para caminar y llegar hasta los cuerpos que aún muestran indicios de vida.

"Nos hemos asegurado que el suelo de esta sala se ponga rojo de sangre y esta es la forma en que va a ser con todos los ataques y arrestos futuros de los infieles", dice en un mensaje el líder del grupo. "A partir de ahora, matanzas, asesinatos, destrucción y ataques con bombas serán nuestro deber religioso en cualquier lugar que invadamos".

El video, proporcionado el sábado por la noche a periodistas, se difundió dos días después de que personas que huyeron de los combatientes dijeran que los extremistas estaban reuniendo a los ancianos y ejecutándolos en dos escuelas de Gwoza, en el nordeste de Nigeria.

La videograbación parecía haberse realizado en una escuela, en un gran dormitorio con literas que según el líder de las imágenes se encontraba en Bama, una ciudad 60 kilómetros (40 millas) al norte de Gwoza. Los estudiantes y las escuelas son objetivos frecuentes de Boko Haram, cuyo nombre significa "La educación occidental es pecado" en el idioma Hausa.

Previamente, los milicianos habían dicho a los residentes de las aldeas y pueblos que iban a matar únicamente a sus enemigos y que querían que la gente viva en paz en la zona, que han denominado un califato islámico, una amplia franja a lo largo de la frontera noreste de Nigeria con Camerún que han controlado durante más de tres meses.

En el video, el líder hace notar que el profeta Mahoma aconsejó que los presos sean retenidos, no asesinados, pero agrega: "Nos pareció que este no era el momento adecuado para que mantuviésemos prisioneros. Es por eso que vamos a seguir enrojeciendo el suelo con la sangre que fluya de los presos".

Dijo que algunos de los muertos podrán llamarse a sí mismos musulmanes, pero que Boko Haram --un grupo yihadista sunita que impone la estricta ley sharia-- los considerará infieles.

Miles de personas han muerto y alrededor de 1,6 millones se han visto desplazadas de sus hogares luego de una insurgencia de cinco años que ha cruzado las fronteras y que llegó a Camerún, Chad y Níger.