Madrid vence a San Lorenzo y gana el Mundial de Clubes

Real Madrid cerró un año redondo con el único título internacional que le faltaba, al derrotar el sábado 2-0 a San Lorenzo de Argentina en la final del Mundial de Clubes.

Sergio Ramos anotó a los 37 minutos, cuando alcanzó a colocarse en una posición idónea para rematar con la cabeza un corner impecablemente cobrado por Toni Kroos.

"Es un día especial para todo el madridismo", destacó Ramos. "Este Mundial es fruto del esfuerzo del curso pasado, por eso estamos aquí. Estamos muy contentos. Es un año inmejorable".

Gareth Bale puso el marcador definitivo a los 51, al aprovechar una marca deficiente por parte del club argentino.

El arquero del campeón sudamericano Sebastián Torrico pudo haber hecho más para controlar el zurdazo de Bale, pero el balón se le escurrió por debajo del cuerpo.

En mayo, el Madrid conquistó su décima corona de la Liga de Campeones y por primera vez alzó el trofeo del Mundial de Clubes. El equipo español ganó en tres ocasiones la Copa Intercontinental, el torneo que precedió al llamado "mundialito".

"Naturalmente estamos muy contentos por terminar el año con este título", comentó el técnico del Madrid, Carlo Ancelotti.

Durante este año que concluye, el Madrid se coronó también en la copa del Rey y en la Supercopa europea.

Ramos, que también anotó en la victoria 4-0 sobre Cruz Azul en las semifinales, recibió el Balón de Oro al mejor jugador de la final.

"Es un día muy especial para el Real Madrid, porque se cierra un año inmejorable", comentó Ramos. "Desde el partido inicial de la temporada pasada teníamos muy claro lo que queríamos".

Su compañero Kroos, por su parte, firmó unos 12 meses inigualables: conquistó el Mundial de Clubes en diciembre pasado, después la Bundesliga con Bayern Munich, y en julio ganó la Copa del Mundo con la selección de Alemania.

Para el colombiano James Rodríguez, que llegó al Madrid después de brillar en el Mundial de Brasil, fue su primer título con los merengues.

El Madrid suma 22 triunfos consecutivos en todas las competencias, todo un récord para un equipo español.

"Vamos a trabajar para empezar el 2015 como terminamos este año", agregó Ancelotti, quien no tuvo reparo en proclamar, "Real Madrid es ahora el mejor equipo del mundo".

El timonel italiano recuperó para la final a James, lesionado desde principios de diciembre, aunque no necesitó de las genialidades del colombiano para superar a un San Lorenzo que llevó poco peligro al arco defendido por Iker Casillas.

Aunque no anotó en dos encuentros disputados en Marrakech, Cristiano Ronaldo totalizó 61 en el año con el Madrid y la selección portuguesa. Se quedó cerca de los 69 marcados en 2013 y de los 63 conseguidos en 2012.

Si bien tuvo la mira algo desviada en el Mundial de Clubes, el astro ha mostrado una constancia que bien podría valerle el Balón de Oro, premio al mejor futbolista del orbe, que se otorgará el 12 de enero.

El conjunto merengue dominó un encuentro ríspido, en que los ánimos se calentaron por momentos.

El conjunto argentino recibió cuatro tarjetas amarillas y realizó el mismo número de disparos a gol. Sólo a finales del segundo tiempo, el conjunto predilecto del papa Francisco hizo que Iker Casillas se esforzara, en su partido oficial número 700 como arquero del Madrid.

Enzo Kalinski y Juan Mercier realizaron disparos atajados por Casillas.

"El Madrid es uno de los cuatro o cinco mejores equipos del mundo", dijo el técnico de San Lorenzo, Edgardo Bauza. "Es un equipo muy peligroso y seguirá batiendo récords. No tengo duda de eso."

San Lorenzo, monarca de Sudamérica, avanzó a la final al vencer 2-1 Auckland City en tiempo extra. El club neozelandés superó el sábado a Cruz Azul en una definición por penales y se quedó con el tercer puesto.