Liberia celebra elecciones entre el miedo al ébola

Trabajadores de salud provistos de termómetros y desinfectantes laboraron el sábado en los centros de votación en Liberia durante las elecciones al Senado, las cuales suscitaron críticas de que pudieran facilitar la propagación del letal ébola.

Un total de 1,9 millones de votantes estaban empadronados para los comicios, en los que 139 candidatos se disputan 15 bancas. Sin embargo, Jerome Korkoya, presidente de la Comisión Nacional Electoral, dijo el sábado que la afluencia de votantes era baja.

"Lo que me molesta es la baja participación, pero no me sorprende", declaró Korkoya por teléfono desde el distrito Bong, donde depositó su sufragio. "Es lo que ocurre en la mayor parte del mundo ahora en un proceso político".

La votación, programada en principio para octubre, fue aplazada al 16 de diciembre mientras Liberia luchaba por contener la epidemia de ébola, en la que han muerto casi 3.300 personas en el país. Después, las autoridades volvieron a postergar las elecciones cuatro días más, hasta el sábado.

Al parecer han disminuido los contagios en las últimas semanas en Liberia, aunque los detractores pusieron en tela de juicio la seguridad y la credibilidad de los comicios.

Los tres países más azotados por el ébola --Liberia, Sierra Leona y Guinea-- acumulan 7.373 muertes, un incremento sobre las 6.900 del miércoles, indicó el viernes la Organización Mundial de la Salud. Muchos de los fallecimientos más recientes han ocurrido en Sierra Leona.

Las autoridades liberianas se habían comprometido a distribuir 4.700 termómetros y 10.000 botellas de desinfectante en los centros de votación antes de la jornada electoral del sábado.

A principios de la semana, el ministro adjunto de Salud, Tolbert Nyenswah, había advertido que la persona que tuviera una temperatura superior a 37 grados centígrados (98,6 Fahrenheit) podría ser retirada de la fila y sometida a análisis. Una fiebre repentina es una de las señales de infección del ébola.

"Combatamos hasta el final, hasta la erradicación del último caso de ébola en el país", afirmó Nyenswah.

Sin embargo, Korkoya dijo el sábado que muchos de los termómetros no fueron entregados.

Durante una visita el viernes a Liberia, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, exhortó a los electores a que atendieran las orientaciones de salud "para la protección de ustedes mismos y sus seres cercanos" ante el padecimiento, que se contagia mediante contacto con fluidos corporales de las personas enfermas.

"Esta elección dará a Liberia y su pueblo la oportunidad de mostrarle al mundo cuánto ha avanzado", dijo Ban.

En la contienda de mayor interés, en el distrito Montserrado de Monrovia, rivalizan el dirigente opositor George Weah y Robert Sirleaf, hijo de la presidenta Ellen Johnson Sirleaf.

Weah, ex astro del fútbol que obtuvo la votación más alta en la primera ronda de los comicios presidenciales en 2005 antes de que perdiera la segunda vuelta, dijo el sábado que derrotaría "abrumadoramente" a Robert Sirleaf, al que calificó de "impopular".

Sirleaf no estuvo disponible el sábado para que hiciera declaraciones sobre el particular, pero su portavoz de campaña dijo creer que él había obtenido la victoria.

Los resultados de los comicios podrían ser difundidos el domingo como fecha más próxima, dijo Korkoya, aunque también es posible que sean anunciados la semana entrante.