FARC matan a cinco soldados, otros cinco heridos

Dos días después de que las FARC anunciaran un cese el fuego unilateral, uno de sus frentes dio muerte a cinco soldados y produjo heridas a otros cinco, informó el ejército colombiano.

El ataque se registró el viernes en una zona rural del municipio de Santander de Quilichao, en el departamento de Cauca y a unos 315 kilómetros al suroeste de Bogotá. Otro militar está desaparecido, según un comunicado del ejército.

"El responsable de este lamentable hecho es el narcoterrorista alias 'Oscar', cabecilla de la quinta compañía de la columna móvil 'Jacobo Arenas' y el sexto frente de las FARC", indicó el comunicado.

El presidente Juan Manuel Santos lamentó la muerte de los soldados y sostuvo que "esta es la guerra que quiero terminar. El proceso ha sido difícil e incomprendido, pero es lo mejor que le puede pasar a Colombia: terminar esta fábrica de víctimas".

En un hecho inédito en la historia del conflicto colombiano, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron el miércoles en La Habana que desde las primeras horas del sábado cesarán sus acciones por tiempo indefinido siempre y cuando no sean atacadas por las fuerzas estatales. Santos saludó el anuncio pero advirtió que las fuerzas armadas no suspenderán sus operaciones.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de conflicto interno. Las delegaciones lograron hasta ahora acuerdos parciales en tres puntos: la reforma agraria y los problemas relacionados con la tierra, la participación en política de los rebeldes y el combate conjunto al narcotráfico.

En la actualidad debaten el tema de las víctimas, que muchos expertos y observadores consideran el más complejo de las conversaciones.

Durante el gobierno del presidente Belisario Betancur (1982-1986) también se adelantó un proceso de paz con las FARC y se decretó un cese bilateral el fuego que, en realidad, nunca se verificó. Ese proceso de negociación fracasó como también sucedió durante los gobiernos de César Gaviria (1990-1994) y Andrés Pastrana (1998-2002).

El jefe negociador del gobierno colombiano, Humberto de la Calle, condenó la muerte de los cinco soldados perpetrada sólo unas horas antes de que comience el alto el fuego.

De regreso a Bogotá al término de un nuevo ciclo de conversaciones, De la Calle sostuvo que a pesar del hecho los diálogos en La Habana buscan evitar que esto vuelva a pasar. "El corazón del proceso son las víctimas, las del pasado y las que tenemos la obligación de evitar en un futuro", dijo en una alocución televisada.

El ataque ha dado argumentos a los críticos del proceso de paz. "Sus hechos de barbarie sepultan su retórica demagógica de paz", escribió en Twitter el senador opositor Alfredo Rangel. "Está muy clarito que la tregua comienza el 20 y no el 18", contestó Rodrigo Granda, uno de los negociadores de las FARC, a la emisora local La FM.

Según la ONU el alto el fuego es "un gesto histórico", en tanto la Iglesia Católica sostuvo que "todo lo que se hace en La Habana tiene rosas y espinas pero ahora se trata de construir un jardín".

Ambos se ofrecieron a supervisar la tregua, una iniciativa más simbólica que real ya que el presidente Santos rechazó las condiciones impuestas por la guerrilla, entre otras que el ejército deje de atacar y que organismos internacionales supervisen el armisticio.

En las últimas semanas las FARC han dado tres pasos históricos: a fines de noviembre liberaron a un general del ejército que mantenían retenido luego de que el gobierno suspendió las conversaciones de paz tras su secuestro. El miércoles declararon el alto el fuego y un día después reconocieron su responsabilidad en una matanza en 2002 que según las FARC dejó 79 muertos -la justicia colombiana dice que fueron 119- y se ofreció a pagar las indemnizaciones correspondientes.

"Es otro paso en la dirección correcta. Por primera vez reconocen su responsabilidad en la masacre, piden perdón y se comprometen a reparar a las víctimas. Eso nos va a ir acercando a ese momento definitivo de ponerle fin al conflicto" dijo Santos.