Blatter: FIFA no reabrirá votación sobre mundiales

Joseph Blatter afirmó el viernes que la FIFA ya no está en crisis y aseguro que el organismo no revocará su decisión de otorgar los próximos dos mundiales a Rusia y Catar.

De todas formas, el mandamás del fútbol dijo que la FIFA publicará al menos una parte del informe confidencial de la pesquisa sobre ese proceso de licitación, que ha sido blanco de acusaciones de corrupción y compra de votos.

Blatter indico que la votación del comité ejecutivo en 2010 sólo sería reconsiderada si surge nueva evidencia sobre irregularidades en la licitación.

"No hay motivo para decir que nos equivocamos en nuestras decisiones. Así que nos mantendremos firmes con esas decisiones", dijo Blatter. "Tendría que haber un tremendo trastorno, tendrían que salir a relucir nuevos elementos, para cambiar esto".

El funcionario de 78 años, que busca ser reelegido a un quinto plazo como presidente de la FIFA, dijo que la decisión del viernes del comité ejecutivo permite al organismo pasar la página después de cuatro años de polémicas.

"Hemos estado en una crisis", afirmó. "La crisis terminó, porque de nuevo tenemos unidad en nuestro gobierno".

Los 25 miembros con votos del comité ejecutivo, incluyendo a tres que fueron investigados por el fiscal de ética Michael García antes de que renunciara esta semana, aprobaron que se publiquen los hallazgos de la pesquisa de dos años sobre la votación para elegir las sedes de 2018 y 2022. Sin embargo, eso sucederá una vez terminen las investigaciones que García puso en marcha sobre esos tres funcionarios y otros dos ex miembros del comité ejecutivo, dijo Blatter.

Esas pesquisas quedaron en manos de Cornel Borbely, quien era un subalterno de García y ahora ocupa su cargo.

"Hay situaciones en las que hay que exhibir unidad y determinación para poner fin a una situación que provocó muchos problemas", agregó Blatter.

La FIFA originalmente decidió que el informe completo de 430 páginas tenía que permanecer sellado, pero su cambio de parecer se produjo después que García renunció esta semana a su cargo en el comité de ética, y acusó a la plana mayor de la FIFA de falta de interés en aplicar reformas reales y de fomentar una cultura inadecuada.

Blatter destacó, sin embargo, que el trabajo de García sólo puede ser publicado cuando se cumplan con las estrictas reglas de confidencialidad de la FIFA, y hayan terminado las investigaciones contra las cinco personas.

García abrió expedientes contra tres miembros activos del comité ejecutivo --el español Angel María Villar, el belga Michel D'Hooghe y el tailandés Worawi Makudi. También hay casos contra el ex futbolista alemán Franz Beckenbauer, quien era miembro del comité cuando se votó en 2010, y el ex presidente de la federación chilena de fútbol, Harold Mayne-Nicholls, quien estuvo a cargo de las inspecciones de los nueve candidatos en 2010.

Si cualquiera de esos individuos es hallado culpable de algún delito, puede apelar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, lo que probablemente retrasaría la publicación del informe completo.

Domenico Scala, el encargado del comité de auditoría de la FIFA que recomendó al comité ejecutivo que aceptara publicar los hallazgos de García con ciertas omisiones, dijo que no se puede predecir cuándo saldrá a la luz pública el informe.

"Espero que sea rápido", indicó. "Francamente, no lo sé".

Hasta ahora, lo único que se sabe sobre el informe de García es un resumen de 42 páginas que escribió el juez de ética de la FIFA, Joachim Eckert. García apeló ese reporte, quejándose de que Eckert malinterpretó sus hallazgos. La FIFA rechazó la apelación y García renunció el miércoles.

Blatter, en tono combativo, reiteró que se postulará para las elecciones del próximo año, y descartó que haya problemas con su liderazgo.

"No es mi deber autoevaluarme. Si dicen que soy un líder débil, entonces pregunten al respecto a los miembros del comité ejecutivo", señaló. "Dejemos eso de lado. Soy lo que soy".