Ordenan disolver partido izquierdista surcoreano

La corte constitucional de Corea del Sur ordenó el viernes la disolución de un pequeño partido político de izquierda acosado por denuncias de que está a favor del régimen norcoreano.

Los críticos de la decisión dicen que podría empeorar las ya de por sí profundas divisiones políticas en un país que solía ser gobernado por dictadores militares, y desatar un intenso debate en torno a los límites de las autoridades en restringir la libertad de expresión.

El Ministerio de Justicia le solicitó a la corte que disolviera el Partido Progresista Unificado en noviembre de 2013, acusando al grupo de respaldar sistemas socialistas al estilo de Corea del Norte y de representar una amenaza para la democracia liberal surcoreana. La solicitud fue efectuada dos meses después de que miembros cruciales del partido fueron arrestados por presuntamente orquestar una rebelión pro Pyongyang para derrocar al gobierno surcoreano en caso de una guerra en la península de Corea.

Ese partido izquierdista fue fundado a fines de 2011 al fusionarse pequeños grupos progresistas, y cuenta con cinco legisladores, los cuales, según falló la corte, serán despojados de sus escaños.

Es la primera vez que ese tribunal ordena la disolución de un partido político desde que fue fundado en 1988 para proteger mejor los derechos públicos básicos. A fines de la década de 1980, Corea del Sur estaba evolucionando para convertirse en una democracia genuina luego de décadas de dictaduras respaldadas por militares. Anteriormente, los líderes autoritarios disolvían arbitrariamente el Parlamento y los grupos políticos, y prohibían las actividades partidistas con el fin de suprimir a sus rivales.

Los miembros del partido izquierdista han dicho que sólo buscan una mayor reconciliación con Corea del Norte.