Camboya: Campesinos furiosos por brote de VIH

El primer ministro de Camboya exhortó el jueves a los aldeanos en el noroeste del país que no linchen a un falso médico sospechoso de infectar a un centenar de personas con el VIH, el virus que causa el sida.

Teng Kunthy, director del centro VIH/sida del Ministerio de Salud, dijo que 106 de más de 800 personas analizadas en la aldea de Roka dieron positivo para el virus.

El ministerio y la Organización Mundial de la Salud dijeron en un comunicado conjunto que algunos de los infectados habían sido atendidos por el practicante sin licencia. El VIH se transmite a través de fluidos corporales en el contacto sexual, la reutilización de jeringas contaminadas o la transfusión de sangre infectada.

El Pnom Penh Post y otros diarios dijeron que el practicante fue colocado bajo arresto preventivo ante las amenazas de los aldeanos. Estos denunciaron que dio inyecciones a unas 30 personas en la zona, de entre 3 y 82 años, incluidos algunos monjes budistas, informó el diario. El primer ministro Hun Sen pidió a las autoridades locales que brinden al hombre plena protección.

Hun Sen dijo que debe darse a las autoridades sanitarias el tiempo suficiente para realizar una investigación exhaustiva.

El Ministerio de Salud dijo que un equipo con expertos locales, estadounidenses y de la ONU fue a la provincia de Battambang "a determinar la fuente, la extensión y la cadena de transmisión de la infección con VIH".

La tasa de VIH en Camboya se redujo de 2% en 1998 a 0,7% en la actualidad mediante una campaña de promoción del sexo con precauciones, según la agencia de la ONU a cargo de la lucha mundial contra el sida.