Marinos rusos salen de Francia sin barco de guerra

Un grupo de marinos rusos debieron marcharse de un puerto francés en la costa del Atlántico sin el barco de guerra que debían haber tripulado hacia Rusia.

Francia suspendió el mes pasado la entrega del barco a Rusia "hasta nuevo aviso" debido al conflicto en Ucrania. El barco era parte de la mayor venta de armas por parte de un país de la OTAN al Kremlin como parte de un acuerdo firmado en 2009. La invasión rusa de Ucrania hizo que el gobierno francés reconsiderara el acuerdo, por valor de varios miles de millones de euros, aunque tenga que devolver los fondos a Rusia.

Unos 400 marinos rusos han pasado meses capacitándose en el barco, un portahelicópteros clase Mistral llamado Vladivostok. Los marinos vivían en un barco ruso, el Smolny, que el jueves estaba saliendo del puerto de Saint-Nazaire, según un fotógrafo de The Associated Press que observaba la salida.

Autoridades francesas y la embajada rusa se negaron a comentar el jueves sobre el asunto.

El Vladivostok sigue en puerto, a la espera de una decisión sobre su futuro. El barco tiene capacidad para 700 efectivos, 16 helicópteros artillados y 50 vehículos blindados.

El plan inicial era que los marinos rusos tomaran el control del barco a finales de noviembre y lo llevaran a Rusia.

Sin embargo, el presidente Francois Hollande ha dicho repetidas veces que no se cumplieron las condiciones para la entrega del barco, dada la violencia en Ucrania. Hollande no ha tomado un decisión definitiva sobre el contrato, que tiene un valor de 1.200 millones de euros (1.470 millones de dólares).

Rusia ha aceptado esperar hasta febrero por una decisión final, mientras que Francia se arriesga a tener que pagar más de mil millones de euros por no cumplir el contrato, según un alto funcionario francés y un diplomático ruso.

Un segundo barco francés, irónicamente llamado el Sebastopol, un puerto en la península de Crimea, debía entregarse el próximo año y recibe los toques finales en Saint-Nazaire.

Rusia se anexó Crimea de manos de Ucrania en marzo.

___

La fotógrafa de The Associated Press Laetitia Notarianni contribuyó a este despacho desde Saint-Nazaire