Comparece acusado de colocar bombas en Boston

El sospechoso de participar en el atentado con bombas durante el maratón de Boston Dzhokhar Tsarnaev regresó el jueves al tribunal por primera vez desde que fue acusado formalmente en julio de 2013, y su abogado defensor dijo que pedirá el aplazamiento de su próximo juicio.

Tsarnaev también recibió un grito de aliento de la suegra de un hombre que fue asesinado a tiros mientras era interrogado por la policía después de los atentados.

El abogado defensor David Bruck dijo el jueves al juez que la defensa presentará pronto una moción para un aplazamiento, pero no dijo cuánto tiempo de retraso buscará.

El juicio de Tsarnaev está programado para comenzar con la selección de un jurado el 5 de enero.

Las medidas de seguridad eran fuertes en el tribunal federal de Boston para una audiencia preliminar previa al juicio de Tsarnaev. El juez no emitió ningún fallo, alegando que iba a responder por escrito sobre las mociones pendientes, incluyendo el intento más reciente de la defensa para trasladar el juicio fuera de Boston.

La suegra de Ibragim Todashev le gritó a Tsarnaev en ruso en la sala del tribunal. Elena Teyer dijo que le gritó: "¡Oramos por ti! ¡Sé fuerte, hijo mío, sabemos que eres inocente!".

Después, en inglés, la mujer le gritó a los policías que la echaron de la sala: "Dejen de matar a gente inocente. Dejen de matar a niños inocentes".

Tsarnaev no se inmutó ante los gritos.

Tres personas murieron y más de 260 resultaron heridas cuando dos bombas estallaron cerca de la línea de meta del maratón de abril de 2013. Tsarnaev, quien se declaró inocente de 30 cargos federales, podría ser sentenciado a muerte si es declarado culpable.

El hombre de 21 años vestía un suéter negro y pantalón gris. Lucía una barba desaliñada y un peinado alborotado similar al de su ficha policial. Tsarnaev sonrió a sus abogados y uno de ellos le dio una palmada en el brazo.

El tribunal estaba lleno de agentes del FBI, policías que trabajaron en el caso, sobrevivientes del atentado y familiares de las víctimas.