FARC: cese unilateral del fuego indefinido

La guerrilla colombiana de las FARC anunció el miércoles un cese indefinido al fuego siempre y cuando unidades militares no ataquen a sus rebeldes.

El alto al fuego, leído por el comandante guerrillero Iván Márquez, tendrá que ser supervisado por la comunidad internacional, tal y como lo solicitó la organización guerrillera

"Hemos resuelto declarar un cese unilateral al fuego y las hostilidades por tiempo indefinido, que debe transformarse en armisticio", anunció Márquez, jefe del equipo negociador de las FARC desde La Habana y cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango.

La guerrilla comunista y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos cerraron el miércoles un ciclo de las conversaciones de paz --para tratar de poner fin a más de 50 años de hostilidades-- que comenzaron en noviembre de 2012 y se reanudarán en enero.

El cese unilateral entrará en vigor desde el primer minuto del sábado 20 de diciembre (0500 GMT).

Sin embargo, la guerrilla dará por terminado el alto al fuego si se comprueba "que (sus guerrilleros) han sido objeto de ataques por parte de la fuerza pública", advirtieron las FARC en un comunicado firmado por el Secretariado, máxima línea de mando de la organización.

Varios países latinoamericanos y la Cruz Roja Internacional supervisarán el alto al fuego, el quinto que declara las FARC tras dos años de conversaciones de paz.

La decisión de las FARC coloca en una posición difícil al presidente Santos que ha rechazo continuamente la propuesta las FARC de un cese bilateral del fuego con el argumento de que "no quiero terminar como un expresidente que ensayó nuevamente un proceso de paz, fracasó y la guerrilla se fortaleció".

La noticia fue recibida por la opinión pública como un gesto de acercamiento dentro de las conversaciones de paz que se encuentran muy avanzadas, ya que se han consensuado tres de los cinco puntos en discusión.

"Las FARC tienen que hacer gestos para ganarse a la opinión pública con hechos de paz y no de guerra", dijo el congresista y ex guerrillero Antonio Navarro, a Associated Press.

Para el senador Iván Cepeda, del opositor Polo Democrático Alternativo y ferviente defensor de las negociaciones entre el gobierno y las guerrillas, el anuncio de las FARC demuestra que "el proceso de paz va muy en serio".

Cepeda dijo en conversación telefónica con The Associated Press que se equivocan quienes sistemáticamente afirman que el proceso de La Habana "es una burla" o que el gobierno y la guerrilla no dan muestras de seriedad. Advirtió que es muy importante que se verifique el cese unilateral del fuego y que éste no quede en mera especulación.

En cambio, para el expresidente Álvaro Uribe, que se opone a las conversaciones de paz de La Habana el alto el fuego es un "chantaje" que servirá a la guerrilla "para fortalecerse".

El histórico anuncio es importante ya que es la primera vez que las FARC deciden hacer un cese unilateral indefinido dentro de un proceso de paz. Durante el gobierno del expresidente Belisario Betancur (1982-1986) también se adelantó un proceso de paz con las FARC y se decretó un cese bilateral del fuego que, en realidad, nunca se verificó. Ese proceso de negociación fracasó como también sucedió durante los gobiernos de los mandatarios César Gaviria (1990-1994) y Andrés Pastrana (1998-2002).