Arkansas podría rechazar ampliación del Medicaid

Arkansas fue el primer estado del sur de Estados Unidos que amplió el programa nacional de servicios médicos a pobres de tal manera que lo aceptaran muchos republicanos, al comprar pólizas de seguro privadas para gente de bajos recursos, en lugar de inscribirlos en la burocracia estatal.

Pero ahora ese mismo estado está al borde de otro logro histórico: el de ser el primero en abandonar esa reforma.

La reforma al sistema asistencial, conocido en inglés como el Medicaid, ya ha beneficiado a miles de habitantes del estado.

Pero los republicanos arrasaron en las elecciones locales recientes tras prometer la lucha contra lo que denominan "Obamacare", la reforma al sistema nacional de atención médica del presidente Barack Obama. Por lo tanto, la reforma corre peligro ahora, incluso la llamada "opción privada", y por ello han surgido dudas sobre la posibilidad de que otros estados sigan ese ejemplo de intentar acoplarse al plan federal.

El próximo gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, hasta ahora no ha comentado sobre la iniciativa.

"De una cosa no hay duda, y eso es que la opción privada dejará de existir en su forma actual", dijo el presidente del Senado estatal Jonathan Dismang, uno de varios republicanos que elaboraron la propuesta y que abogan por su continuación.

Veintisiete estados y el Distrito de Columbia, la mayoría controlados por demócratas, accedieron a ampliar sus programas Medicaid a fin de proteger a más personas de bajos recursos. Los estados que rechazaron la expansión, y los fondos federales que ello conllevaba, eran en su mayoría de tendencia republicana. Algunos estados republicanos lograron acuerdos intermedios.

La política de Arkansas se logró gracias a un acuerdo entre el gobernador demócrata Mike Beebe y la Legislatura, controlada por republicanos. El programa usa dinero que se hubiera usado para ampliar el Medicaid para comprar pólizas de seguro privadas para otras personas necesitadas.

Como resultado, Arkansas, que tiene una alta tasa de pobreza, gozó de la disminución más pronunciada de todo el país de personas no aseguradas: de 22,5% en el 2013 a 12,4%, según una encuesta de Gallup difundida en agosto.

Pero el Partido Republicano ganó mayorías en las elecciones de medio término, prometiendo oponerse a la reforma de salud federal. Los demócratas en Arkansas, que han sido unánimes en su apoyo a la expansión, fueron rotundamente derrotados. Beebe dejará el cargo en enero y las leyes no permiten la reelección.

___

Andrew DeMillo está en Twitter: www.twitter.com/ademillo