Latinoamérica celebra nueva relación EEUU y Cuba

Latinoamérica celebró el miércoles la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y auguró el inicio de una nueva etapa de integración en el continente.

La presidenta argentina Cristina Fernández, que participó junto con otros cinco mandatarios en la Cumbre del Mercosur, resaltó "ver un momento como éste histórico" y envió "un inmenso saludo y profundísimo respeto a la dignidad del pueblo cubano y su gobierno que supo mantener en alto sus ideales y hoy en pie de igualdad normaliza sus relaciones" con Estados Unidos.

La mandataria brasileña Dilma Rousseff saludó a "(Raúl) Castro y a (Barack) Obama y sobre todo al papa Francisco por ser uno de los factores más importantes en este acercamiento".

El presidente venezolano Nicolás Maduro, también presente en la cumbre, sostuvo que se trata de "una victoria de la moral, de la ética, de los valores, una victoria histórica de Cuba, del pueblo cubano" a la vez que reconoció "el gesto del presidente Obama de valentía y necesario en la historia... da un paso, quizá, el más importante de su presidencia".

"Esta es una gran noticia para la región y para el mundo. Es un paso fundamental para la normalización de las relaciones entre los dos países y esto va a repercutir muy positivamente en todo el hemisferio", dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos en Bogotá.

Santos celebró "la audacia y el coraje del presidente Obama y del gobierno cubano para tomar esta decisión que abre la puerta para que en un futuro, ahora no muy lejano, podamos alcanzar ese sueño de tener un continente donde haya paz total entre las naciones".

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, en declaraciones a la AP expresó que "las relaciones de Cuba y Estados Unidos estaban muy atrasadas con respecto a los tiempos que vivimos", y agregó que "este giro tan histórico permite darle una nueva perspectiva a América Lantina donde el reconocimiento a Cuba ya es unánime".

La vicepresidenta y ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, felicitó a Obama y Castro "por este paso histórico". Panamá ha invitado a Cuba a la Cumbre de las Américas que se celebrará en 2015. "Con todo esto, la Cumbre de las Américas en Panamá podría ser histórica", aseveró.

El presidente peruano Ollanta Humala dijo en Lima que "hay que recordar, como ha dicho el presidente de Estados Unidos, 'todos somos América'. Este es un paso clave, histórico, valiente que va a permitir avanzar de manera importante en el proceso de integración de toda América".

Los presidentes de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana, reunidos en la cumbre de jefes de Estado del Sistema de Integración Centroamericana, emitieron una declaración especial celebrando "que se adoptaran medidas mutuas para mejorar el clima bilateral entre ambos países, que permitan avanzar en la plena normalización de los vínculos entre ambas naciones sustentadas en el principio del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas".

En un comunicado, en tanto, el gobierno de Chile manifestó que la reanudación de las relaciones bilaterales "constituye un paso histórico y tremendamente positivo... que también abrirá nuevos espacios para un mayor entendimiento hemisférico"

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, felicitó a Obama "por haber dado estos históricos pasos, tan necesarios como valientes".

En el mismo sentido, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño publicó en su cuenta de Twitter: "Ecuador saluda liberación de 3 ciudadanos cubanos que nunca merecieron la prisión en EE.UU. Felicita a Cuba y USA por acuerdos alcanzados".

En México, la cancillería consideró a la decisión "consecuente con la posición histórica de México de buscar soluciones pacíficas a las controversias y promover la paz en el hemisferio" y el ministro de Relaciones Exteriores español José Manuel García-Margallo calificó al anuncio de "enorme relevancia". "Esperamos que abra un camino mejor para el pueblo de Cuba", agregó.

En un comunicado firmado por José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, la organización dio la bienvenida a "la decisión del presidente Obama de reformar la política estadounidense hacia Cuba y llamar al Congreso para que considere finalmente el levantamiento del fallido embargo" a la isla.