EEUU: Bajan precios al consumidor

La brusca caída del precio de la gasolina produjo una baja de los precios al consumidor en noviembre y amortiguó la inflación en toda la economía.

La inflación ajustada por estacionalidad bajó 0,3% el mes pasado, mientras que en octubre no hubo variación en los precios, informó el Departamento de Trabajo. Los precios de la gasolina cayeron 10,5%, la baja más pronunciada en casi seis años.

La inflación subyacente, que excluye rubros volátiles como alimentos y combustibles, aumentó 0,1% en noviembre. En los últimos 12 meses, la inflación general ha aumentado 1,3% y la subyacente 1,7%.

Los dos aumentos anuales están muy por debajo de la meta de la Reserva Federal, de 2%. Esto les da a los funcionarios de la Fed, que finalizan su reunión de política monetaria el miércoles, un margen de maniobra importante para mantener la tasa de interés de referencia cerca del cero, lo cual permite inyectar capital en la economía para promover el crecimiento y el empleo.

La caída de los precios del petróleo y la fuerza del dólar, que reduce los precios de bienes importados, se han sumado para contener la inflación. Los precios han registrado escasas variaciones a pesar del aumento de la contratación y la caída de la tasa de desempleo a 5,8%.

El precio promedio del barril de petróleo ha caído a menos de 56 dólares desde un pico de 107 dólares a mediados de año. Esto refleja una caída de la demanda global a medida que Japón ha caído en recesión, Europa combate una desaceleración, la economía china pierde impulso y Rusia sufre el derrumbe de su moneda. Pero los consumidores estadounidenses no han sufrido estas presiones y se han beneficiado con la baja de los precios de la gasolina.