FIFA: No a apelación de García en caso corrupción

La FIFA rechazó el martes la apelación del fiscal de ética Michael García sobre la forma en que el organismo manejó su pesquisa sobre corrupción en las candidaturas para los mundiales de 2018 y 2022.

El organismo rector del fútbol mundial señaló que su comité de apelaciones determinó que el caso de García es "inadmisible".

El ex fiscal estadounidense objetó el resumen que el juez de ética Joachim Eckert hizo de su investigación sobre la Copa del Mundo, argumentando que contenía "varias interpretaciones incompletas e incorrectas" sobre su trabajo.

Eckert pidió el mes pasado cerrar los expedientes contra los nueve candidatos para esos dos mundiales. El juez concluyó que cualquier acto de corrupción o violación del reglamento fue "de una magnitud muy limitada", y no influyó en la votación. El comité ejecutivo de la FIFA eligió a Rusia como sede del Mundial de 2018, y a Catar para el de 2022.

De inmediato no se sabe si García puede apelar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

García envió su apelación el mes pasado apenas tres horas después de que la FIFA publicara el reporte de Eckert y abriera las puertas a un "grado de confidencialidad".

Sin embargo, el reporte de Eckert "no constituye una decisión. y como tal, no es jurídicamente vinculante o apelable", dijo la FIFA en un comunicado el martes.

El organismo también proveyó más información legal en un documento con antecedentes publicado en su sitio web.

"Al hacer eso, el presidente (Eckert) apenas comentó en el reporte indagatorio (de García) de manera voluntaria", indicó el documento de la FIFA.

El dictamen fue publicado una hora después de que la FIFA anunciara un fallo del comité disciplinario al desestimar denuncias de parte de dos informantes que fueron entrevistados durante la investigación.

El momento de las decisiones --mientras el presidente de la FIFA Joseph Blatter y su gabinete se reunieron en Marrakech, Marruecos-- provocará escepticismo. La FIFA insiste que sus instancias judiciales son independientes y no están sujetas a la influencia de su plana mayor.

Pero, las dos decisiones ayudarán a marcar la agenda de cara a la reunión de dos días del comité ejecutivo que comenzará el jueves, la cual parece estar inclinada en contra de los reformistas que buscan una mayor transparencia.

La junta recibirá un informe sobre el trabajo tanto de García como de Eckert por parte de Domenico Scala, el presidente del comité de auditoría de la FIFA, quien decidirá qué tanto del informe indagatorio confidencial de 430 páginas de García debería ver la junta para decidir el siguiente paso en este caso, a más de cuatro años de que Rusia y Catar fueran designados sedes del Mundial

El consejo de resoluciones de Blatter decidirá entonces si relajará las normas de privacidad y publica algunos o todos los trabajos de García.

La derrota legal de García el martes no afecta sus acusaciones sobre cinco personas, incluyendo el exmiembro del consejo de la FIFA, Franz Beckenbauer, por irregularidades en la campaña de otorgar sedes.

Tres actuales miembros de la junta de la FIFA -- el vicepresidente del organismo, Ángel María Villar de España, Michel D'Hooghe de Bélgica y Worawi Makudi de Tailandia-- también encaran sanciones por sus actos durante el otorgamiento de sedes marcado por denuncias de corrupción, colusión y pago de favores.

Los equipos de campaña tanto de Rusia como de Catar y los comités organizadores siempre han rechazado haber actuado de forma indebida.

En una decisión disciplinaria más temprano por parte de FIFA, el organismo dijo que el testimonio de los informantes no tenía base legal.

El comunicado de FIFA no identificó a Phaedra Almajid, otrora miembro del equipo catarí, y Bonita Mersiades, quien trabajó para la campaña de Australia. Ambas trabajaron en el área de comunicación para sus respectivos países en la candidatura para el Mundial de 2022 y se marcharon antes de diciembre de 2010, cuando se emitió la decisión.

El panel de la FIFA declaró que ambas mujeres "habían hecho públicas sus propias actividades mediáticas desde tiempo atrás", antes de que se publicara el reporte de Eckert, aunque este no las menciona.

El presidente de la federación alemana, uno de los miembros con mayor influencia dentro de la FIFA, criticó el martes toda la polémica legal que rodea al caso. Wolfgang Niersbach dijo "hemos perdido la pista" del lío judicial del informe de García.

Niersbach, a quien los miembros europeos podrían elegir al comité de la FIFA en marzo, dijo que el organismo rector del deporte estaba fallando a la hora de tratar de ser una institución de "absoluta credibilidad en integridad".