Hawai: Lava se dirige hacia gasolinera y tiendas

La lava de un volcán de la Isla Mayor de Hawái se dirigía hacia un centro comercial provisto de una gasolinera y un supermercado, adonde llegará dentro de siete o 10 días, dijeron el lunes las autoridades.

El magma se encontraba a unos 1.600 metros (una milla) del centro comercial en la pequeña localidad de Pahoa, dijo el director de Defensa Civil del condado de Hawai, Darryl Oliveira. El centro comercial incluye una tienda de programas informáticos, una farmacia y un taller de reparación de autos.

Todavía hay bastante incertidumbre en cuanto a la fecha en la que la lava podría llegar al centro y las consecuencias. La lava podría cubrir una estructura en el complejo o todas, agregó.

"Todo depende de lo que haga la corriente de lava en su desplazamiento", dijo el funcionario a los reporteros.

Agregó que el condado ha estado en comunicación con los establecimientos sobre los planes de evacuación. El condado no les ha recomendado que se preparen para cerrar.

El supermercado, uno de los mayores establecimientos en el centro, tiene previsto comenzar el retiro de equipo el martes y cerrar el jueves.

El mercado Malama dijo en un comunicado que alentaba a los clientes a que mantengan sus compras hasta que cierre las puertas.

La gasolinera agotará su combustible restante y retirará lo que le sobre si tiene que cerrar, señaló Oliveira. Después llenará sus tanques con agua y espuma antincendios.

Esta medida fue aprobada por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y por el Departamento de Salud estatal, agregó.

En una primera idea la gasolinera debía llenar con arena los tanques, pero este procedimiento no habría eliminado todos los vapores combustibles. Además, habría destruido el sistema de bombeo.

Mediante el uso de espuma antincendios, la gasolinera podrá reabrir y utilizar los tanques de nuevo en caso de que la lava no pase por la zona.

Un río de lava jamás ha llegado a una gasolinera en la Isla Mayor, dijo Oliveira.

La lava ha amenazado durante meses la localidad de Pahoa, que tiene una población de 900 habitantes. En octubre, causó el incendio de una casa y cubrió parte de un cementerio pero se detuvo poco antes de llegar a la principal avenida de Pahoa.

Después comenzó a fluir de nuevo desde un lugar distinto.

La lava aún podría cruzar la principal avenida de la localidad y una carretera, lo cual dificultaría el desplazamiento de los habitantes de Pahoa y Puna, una comunidad mayor, hacia otras partes en la isla.