Corte ratifica uso de condones en cintas porno

Un mandato en el condado de Los Ángeles que exige que los actores en películas pornográficas usen condón no viola los derechos constitucionales de la industria porno en cuanto a libertad de expresión, dictaminó el lunes un tribunal federal de apelaciones.

En su fallo, un panel de tres jueces del Tribunal Federal de Apelaciones del 9no Circuito rechazó argumentos de la industria según los cuales mostrar a actores con condones interfiere con el elemento cinematográfico de la fantasía al someter a los espectadores a preocupaciones de la vida real como el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual.

Para que el argumento de la Primera Enmienda de la Constitución (sobre libertad de expresión) aplique, dijo la corte, tendrían que haber grandes probabilidades de que los espectadores de un filme entiendan ese mensaje intencionado.

"Aquí, coincidimos con el tribunal de distrito en que, cualquiera que sea el mensaje que los demandantes pretenden transmitir al mostrar sexo sin condón, es poco probable que los espectadores de películas para adultos lo comprendan", dijo la jueza Susan P. Graber, en representación de la mayoría del panel.

La ordenanza, adoptada por los votantes del condado de Los Ángeles en el 2012, fue impulsada por la AIDS Healthcare Foundation como una medida para reducir las enfermedades de transmisión sexual. El presidente de la fundación, Michael Weinstein, celebró la decisión del lunes como una "total vindicación".

"La corte derogó cada uno de sus argumentos", dijo de la industria porno, que demandó en busca de que se anulara la medida.

Una vocera de la industria no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

En el pasado, líderes de la industria han dicho que los espectadores no quieren ver películas en las que se usan condones. También dicen que sus propios esfuerzos de seguridad, que incluyen pruebas regulares de enfermedades de transmisión sexual, eliminan la necesidad de usar condones en sus cintas.

En relación con este asunto, el tribunal de apelaciones citó una carta de 2009 del Departamento de Salud del Condado de Los Ángeles exponiendo que la tasa de enfermedades venéreas entre los actores porno era de 20%, frente a la de 2,4% del público general.

Weinstein dijo que anticipa que la industria continuará apelando, y que lleve el caso hasta el Tribunal Supremo Federal para que haya un fallo final y definitivo.

Mientras tanto, su grupo continúa presionando por una ley estatal que exija el uso de condones en las películas pornográficas.