Amigos tratan de aclarar artículo sobre violación

Tres amigos de la supuesta víctima de una violación grupal en la casa de una fraternidad estudiantil en la Universidad de Virginia dicen que un polémico artículo publicado en la revista Rolling Stone los presentó erróneamente como alumnos más preocupados por su reputación que por el bienestar de la víctima.

Casi un mes después de publicado el mordaz artículo en la revista --por el cual Rolling Stone se ha disculpado debido a sus incongruencias-- los jóvenes Kathryn Hendley, Alex Stock y Ryan Duffin siguen tratando de aclarar la situación.

Los jóvenes dijeron a The Associated Press que el artículo sobre la supuesta violación en grupo estaba equivocado en varios aspectos, especialmente la aseveración de que alentaron a la víctima a no denunciar la agresión.

Su supuesta indiferencia se tejió en una narrativa que usó el supuesto ataque para describir una cultura de violencia sexual en recintos universitarios en Estados Unidos. El artículo provocó un intenso debate sobre la violencia sexual, el alcohol, las fraternidades estudiantiles y la ética periodística.

Duffin, de 20 años y alumno de tercer año a quien el artículo de Rolling Stone llama "Randall", dijo a la AP que no sólo alentó a la supuesta víctima a denunciar los hechos ante la policía, sino que comenzó a llamar al número de emergencia 911 en su teléfono móvil hasta que ella le rogó que no lo hiciera, que lo quería era regresar a su dormitorio y acostarse.

"Todo lo que el artículo dijo sobre mí es incorrecto", dijo Duffin.

La AP también habló con los otros dos amigos mencionados en el artículo: Hendley y Stock, de 20 años y alumnos de la Universidad de Virginia, presentados en el artículo como "Cindy" y "Andy". Ninguno de los tres amigos fue contactado por Sabrina Rubin Erdely, reportera de Rolling Stone, antes de publicarse el artículo, por el que Rolling Stone se ha disculpado y por las discrepancias señaladas.

Los tres dicen que desde entonces Erdely los ha contactado y les ha dicho que está reporteando de nuevo la historia. Hendley dijo a la AP que Erdely se disculpó por representarla de esa manera.

Erdely y el director gerente de Rolling Stone, Will Dana, no respondieron a un correo electrónico enviado el domingo por The Associated Press para conocer sus comentarios.

Los tres amigos dicen que siguen trabajando en aclarar la situación sobre lo que sucedió esa noche y Duffin se pregunta hasta qué punto cree en la versión de los hechos por parte de la víctima, o si las discrepancias en la historia son importantes.

"La gente en la Universidad de Virginia quieren respuestas tanto como yo", dice Duffin. "Pero en cualquier caso, lo que me llevo de todo esto es que no me importa si lo que dice el artículo es cierto o no, porque creo que es mucho más importante que la gente se centre en el tema de la agresión sexual".

Otros medios noticiosos han entrevistado también a los amigos, pero esta es la primera vez que Duffin ha permitido que se le identifique completamente. Un abogado que representa a la víctima, identificada sólo como "Jackie", ha declinado varias solicitudes de The Associated Press para entrevistas a "Jackie" y no respondió de inmediato a una solicitud de comentario para este artículo. Por lo general la AP no identifica a las supuestas víctimas de agresión sexual.

El artículo de Rolling Stone, publicado el mes pasado, describe una cultura de violencia sexual oculta a la vista de todos en la Universidad de Virginia. El artículo ha causado agitación en el recinto y provocado una fuerte respuesta. La universidad ha suspendido las actividades de las fraternidades estudiantiles hasta enero, la Junta de Visitantes ha nombrado a un investigador independiente para estudiar las alegaciones y la universidad ha entregado al caso a la Policía de Charlottesville.

El tema principal del reportaje es una supuesta violación en grupo que "Jackie" dijo ocurrió el 28 de septiembre de 2012 durante su primer semestre en el recinto. En el artículo la joven dice que había salido con un compañero de clases llamado "Drew", quien posteriormente esa noche la convenció de ir a una habitación aislada en la casa de la fraternidad. Una vez adentro, la mujer supuestamente fue violada por siete miembros de la fraternidad mientras el joven con quien había salido y otros observaban.

El artículo afirma que después "Jackie" se reunió con sus tres amigos en una mesa de picnic a unos 20 minutos de camino de la casa de la fraternidad y les contó en medio del llanto lo que había sucedido.

Aunque el artículo indica que Duffin sugirió llevarla al hospital, afirma que Stock y Hendley siguieron debatiendo qué sucedería con la reputación de la joven y de ellos mismos si se conocían los hechos.

Sin embargo, Hendley dijo a la AP que no sólo no habló de eso, sino que cuando llegó con Stock a la mesa de picnic "Jackie" dijo que no quería ser parte de la conversación. Dijo que observó desde lejos mientras Stock y Duffin hablaban con Jackie.

Stock confirmó esta versión de los hechos.