Broncos, Pats y Colts conquistan sus divisiones

Los Patriots son ya campeones de su división, y Tom Brady luce listo. Los Colts han hecho lo propio, y Andrew Luck sigue mejorando.

¿Y los Broncos? Se embolsaron también el cetro divisional. Y pese a todas las dudas que surgieron en la jornada sobre la salud de Peyton Manning, el quarterback mostró que está listo para más hazañas.

Como si fuera Michael Jordan.

A Manning le suministraron cuatro bolsas de suero por la vía intravenosa entre el sábado por la noche y el domingo por la mañana, a fin de hidratarlo ante los severos síntomas de un resfriado. Para colmo, se lastimó el muslo derecho en el segundo cuarto, por lo que fue necesario más tratamiento.

Pese a todo, Manning volvió y Denver se impuso 22-10 a los Chargers de San Diego.

"Estaba enfermo, no sé si tanto como Jordan en aquel partido pero sí se sentía mal", dijo el corredor C.J. Anderson, al recordar al legendario basquetbolista, quien anotó 38 puntos en el quinto partido de la final de 1997, cuando padecía un severo resfriado. "Salió ahí y peleó contra la defensiva de los Chargers, contra el público, contra la adversidad y contra sí mismo".

Connor Barth conectó cinco goles de campo y los Broncos aseguraron su cuarto título divisional consecutivo.

Manning dejó el partido brevemente en el segundo cuarto. Aparentemente se lastimó el muslo cuando bloqueaba al linebacker Donald Butler en un acarreo de Anderson.

Inicialmente, los árbitros decretaron que Anderson anotó, pero en la repetición vieron que la rodilla hizo contacto con el césped y los Broncos tuvieron que conformarse con el tercer gol de campo de Barth. Luego de que Anderson hizo un recorte en su carrera, Manning se adelantó para bloquear a Butler.

Manning volvió detrás del centro para la primera ofensiva de los Broncos en la segunda mitad. En su segunda posesión, lanzó un pase de touchdown de 28 yardas a Demaryius Thomas para darles a los Broncos ventaja de 16-3.

Pese a estar enfermo, Manning completó un pase de 36 yardas a Demaryius Thoms para ayudar a que Connor Barth lograra un gol de campo de 19 yardas. También lanzó una espiral de 30 yardas que ayudó a sentar el escenario para el gol de campo de 26 yardas de Barth, que colocó a los Broncos al frente 6-0.

"Tuve una noche difícil, no voy a mentirles. No disfruté la noche", comentó Manning. "Me empecé a sentir mal de la nada".

En la segunda posesión de Denver tras el regreso de Manning, el astro lanzó un pase de touchdown de 28 yardas a Demaryius Thomas para darles a los Broncos una ventaja de 16-3.

Denver (11-3) hilvanó su cuarto triunfo.

La duodécima victoria de Denver en casa de un rival de su división empató la marca de la NFL impuesta por San Francisco entre 1987 y 1990.

Los Chargers (8-6) llegaron al duelo como el sexto puesto de la Conferencia Americana, pero sus aspiraciones de playoffs recibieron un duro golpe. Han perdido dos en fila.

Nueva Inglaterra se embolsó el título de la División Este de la Conferencia Americana por sexta campaña consecutiva, al doblegar 41-13 a Miami.

Brady lanzó dos pases de anotación en el tercer cuarto, cuando los Pats definieron el encuentro. Sin embargo, el quarterback no se mostró muy contento por el desempeño mostrado en la primera mitad.

Nueva Inglaterra ganaba sólo por 14-13 en el medio tiempo, pero anotó en cuatro series consecutivas para acumular 24 unidades, la mayor cantidad en la historia del equipo durante un tercer periodo.

"Yo no estaba de muy buen humor en el medio tiempo", reconoció Brady. "Pero fue bueno cerrar como lo hicimos".

Los Pats (11-3) pueden asegurar la ventaja de local en los playoffs de la Americana si vencen a los Jets de Nueva York y a los Bills de Búfalo. Miami (7-7) vio más golpeadas sus débiles esperanzas de avanzar a la postemporada.

Por su parte, Luck lanzó dos pases de touchdown y los Colts de Indianápolis conquistaron el título de la División Sur de la Conferencia Americana por segundo año en fila, al superar 17-10 a los Texans de Houston.

Indianápolis ha hilvanado cuatro victorias consecutivas.

Este triunfo no fue fácil. Luck completó 18 de 34 pases, para 187 yardas y con un interceptado.

Reggie Wayne rebasó a Peyton Manning con el mayor número de partidos y victorias en la historia de la franquicia de los Colts. Wayne ha participado en 209 encuentros, de los que ha ganado 142.

En otros encuentros, los Cowboys de Dallas vencieron 38-27 a los Eagles de Filadelfia para desbancarlos como líderes del Este de la Conferencia Nacional; los Lions de Detroit se impusieron 16-14 a los Vikings de Minnesota, para alcanzar la punta del Norte de la Nacional; los Bills de Búfalo sorprendieron 21-13 a los Packers de Green Bay; los Seahawks de Seatte doblegaron 17-7 a los 49ers de San Francisco, que quedaron eliminados de los playoffs, y los Jets de Nueva York superaron 16-11 a los Titans de Tennessee, para conseguir su primer triunfo como visitantes en la campaña.

Además, los Chiefs de Kansas City aplastaron 31-13 a los Raiders de Oakland; los Panthers de Carolina superaron 19-17 a los Buccaneers de Tampa Bay, y los Ravens de Baltimore derrotaron 20-12 a los Jaguars de Jacksonville.