Nicaragua localiza barco pesquero naufragado

Los equipos de rescate de Nicaragua localizaron un barco que naufragó hace cinco días en el Caribe nicaragüense después de que gran ola lo volcara, pero todavía no hay noticias de 17 pescadores que están desaparecidos desde entonces.

Silvio Chamorro, jefe de operaciones de una empresa pesquera de Puerto Cabezas, informó el domingo que en el interior del barco hundido, donde iban 50 personas a bordo, se encontró el cuerpo sin vida de un marinero cuyo nombre no reveló.

Las autoridades de la Fuerza Naval de Nicaragua y embarcaciones pesqueras están buscando cuerpos en el interior del barco, confirmó Chamorro.

El viernes fueron rescatados ocho hombres y uno de ellos, Porfilio Levy, de 36 años y con cinco en la pesca, murió al día siguiente de llegar a tierra firme a causa de las quemaduras del sol y la deshidratación sufridas, confirmó a The Associated Press su esposa, Vilma García.

Y tanto los sobrevivientes como los equipos de rescate temen por el destino de los que siguen desaparecidos.

Reinaldo Morales, capitán de la embarcación "George", que participa en las labores de búsqueda, informó el sábado que el pesquero estaba volcado y "sobre la superficie del casco del barco no hay indicios de sobrevivientes".

Sin embargo, en tierra confían en un milagro. "Seguimos esperando pero no es fácil sobrevivir tanto tiempo", dijo a la AP Sabio Robles Lerian, un buzo de 58 años que sobrevivió a la tragedia. "Yo estuve dos días y una noche con tres (compañeros) más en un cayuco (canoa) y el sol mata, y sin agua es más difícil, yo estoy partido en mi piel por todas partes".

Este hombre, con 36 años de experiencia, zarpó el 8 de diciembre junto a 49 personas más en el barco pesquero MN WaywardWind para pescar langostas en una faena programada para 15 días. Ahora es uno de los 32 sobrevivientes del hundimiento.

La madrugada del 9 de diciembre, Robles escuchó gritos en la cubierta que anunciaban que algo terrible estaba pasando. En ese momento la embarcación estaba 35 millas náuticas (64,8 kilómetros) al sureste de Puerto Cabezas.

"Eran las 3 de la mañana, estaba en mi camarote y de pronto escuché los gritos que decían 'ola grande', hubo un movimiento fuerte, caí al suelo y de pronto todo estaba lleno de agua", relató.

Luchó para escapar del interior del pesquero y cuando alcanzó la superficie vio que otros compañeros estaban encima del casco de barco volcado, gritando los nombres del resto de tripulantes.

Como pudo, alcanzó la canoa junto a otros tres y empezó a batallar con el viento y el oleaje que poco a poco los alejó del pesquero hundido. "Estuvimos aguantando el sol mientras remábamos en busca de tierra, hasta que en la segunda noche llegamos a una costa, nos ayudaron y dimos la voz de alerta", indicó.

"Quiero creer que (el resto de compañeros) están vivos porque no podemos perder la esperanza, aunque es difícil (sobrevivir) en esas condiciones", lamentó este pescador padre de seis hijos.

Su esperanza es la de decenas de personas que han tomado el muelle de Puerto Cabezas a la espera de noticias. Pero el rescate se complica.

El jefe de la Capitanía en el puerto de Puerto Cabezas, Lenín Amador, indicó que las condiciones del tiempo, vientos de entre 20 y 40 kilómetros por hora en dirección noroeste, están dificultando todas las operaciones.

Por su parte, el contraalmirante Marvin Corrales, jefe de la Fuerza Naval, señaló que en la búsqueda trabajan dos guardacostas y cinco lanchas rápidas en la zona, más un avión de la Fuerza Aérea nicaragüense y uno de la Marina de Estados Unidos.

En el barco naufragado viajaban 19 buzos, 19 cayuqueros y 12 tripulantes, todos con vasta experiencia en misiones pesqueras.