EEUU: Iglesias protestan por violencia policial

Los feligreses de diversas iglesias afroestadounidenses asistieron vestidos de negro a los servicios religiosos efectuados el domingo en todo el país, en una protesta simbólica contra las acciones policiales en las que fueron aniquilados a tiros hombres negros desarmados.

El obispo T.D. Jakes dijo a los asistentes en la iglesia The Poterr's House en Dallas que los hombres negros no deben "ser enjuiciados en las banquetas". En la iglesia Ebenezer AME en Fort Washington, Maryland, los miembros del coro cantaron "We Shall Overcome" en tanto que los creyentes llevaban puestas playeras que decían "Las vidas de los negros importan" y "No puedo respirar".

Los hombres en la iglesia West Angeles Church of God in Christ, en Los Ángeles, ocuparon de pie más de cuatro filas en torno al altar para una bendición especial y un mensaje del pastor Charles E. Blake.

"Las fuerzas policiales están a cargo de la protección de todos nuestros ciudadanos", dijo Blake, líder de la Iglesia de Dios en Cristo, el grupo pentecostés negro más grande en Estados Unidos.

"En una forma muy especial, las fuerzas policiales deben apegarse a la ley que deben aplicar. No deben llevar temor a nuestros ciudadanos, sino más bien confianza".

Las iglesias respondieron así al llamado de diversas denominaciones históricamente afroestadounidenses para un servicio religioso dominical al que llamaron "Las vidas de los negros importan", en respuesta a las recientes muertes a manos de la policía de Michael Brown, en Ferguson, Missouri, y Eric Garner, en Nueva York.

Las acciones de las iglesias siguieron a un día de marchas y manifestaciones de grupos defensores de los derechos civiles y de otra índole en todo el país en demanda de cambios al sistema de justicia penal.

"Es el momento de escuchar a Dios que nos pide que seamos pertinentes y receptivos ante las necesidades de la gente que está con nosotros y alrededor de nosotros", escribió el obispo superior Lawrence Reddick, de la Iglesia Episcopal Metodista Cristiana, una de las organizadoras del servicio religioso del domingo.

En los servicios matutinos, el reverendo Lee P. Washington, pastor en la Iglesia AME Reid Temple en Glen dale, Maryland, dijo que la ropa negra es "una vestimenta seria para momentos de seriedad".

Afirmó que quienes sostienen que los negros a los que mataron los agentes "se merecían lo que les pasó" por desobedecer a la policía, o cuyas muertes no son más que una "tragedia desafortunada" deben pensar en las consecuencias de esas muertes en las familias que están de luto.

"En nuestras mentes, las vidas de los negros importan", declaró Washington.

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press, Sonya Ross, en Maryland, y Verena Dobnik, en Nueva York.