Yemen: Rebeldes chiíes reemplazan gobernador

Rebeldes chiíes de Yemen y políticos aliados reemplazaron el domingo al gobernador de una provincia estratégica sobre el Mar Rojo en medio de una lucha de poder cada vez más caldeada con el abrumado presidente del país, dijo un funcionario local.

Los rebeldes, aliados con partidarios del ex presidente Alí Abdulá Saleh, tomaron en septiembre el control de la capital, Saná, antes de continuar hacia la provincia de Hodeida, en el Mar Rojo. El sábado los rebeldes tomaron el control de un distrito al norte de la capital.

Los largos meses de conflicto entre los rebeldes chiíes, conocidos como houthis, y el presidente Abed Rabbo Mansour Hadi, ha llevado al empobrecido país a un mayor caos. Los rebeldes, con ayuda de los leales a Saleh que quedan en el gobierno, exigen una mayor participación en los asuntos del país y batallan tanto a funcionarios corruptos y a la poderosa organización local afiliada con al-Qaida.

El funcionario dijo que leales a Saleh en el consejo provincial de Hodeida firmaron una petición en que reemplazaron a Sakhr al-Wagih, quien había protestado por la toma de control de los houthi, y nombraron a Hassan Haij. Antes que los houthis lanzaran su gran ofensiva, nombraron a un gobernador leal en su baluarte en la provincia norteña de Saada.

El conflicto ha provocado un aumento de los ataques contra funcionarios leales a las diferentes partes en conflicto. El domingo, un funcionario leal a Saleh en la provincia de Marib, un baluarte de al-Qaida al este de Saná, fue ultimado junto con sus dos guardaespaldas por una bomba colocada en su vehículo Un funcionario de seguridad dijo que la bomba explotó frente a un mercado.

Los dos funcionarios hablaron a condición de no ser identificados porque no estaban autorizados a hablar con los reporteros.