Rebeldes extienden su dominio en Yemen

Los rebeldes chiíes en Yemen vencieron a sus rivales de tribus y se apoderaron el sábado de un distrito del norte de la capital del país, con lo que ampliaron su control sobre la ciudad, indicó su portavoz.

Mohamed Abdel-Salam, vocero de los rebeldes conocidos como hutis, dijo que las fuerzas asumieron el control de Arhab, un distrito de Saná. El grupo ya controla la mayor parte de la capital y de otras ciudades.

Funcionarios del ejército y de tribus dijeron que los hutis usaron tanques de guerra y artillería para bombardear casas y vecindarios de tribus rivales. El combate dejó decenas de muertos, entre ellos 12 miembros de tribus, agregaron.

Los hutis suelen abstenerse de revelar la cifra de muertos entre sus filas. Todos los funcionarios hablaron a condición de mantener el anonimato porque no están autorizados a declarar a los medios.

Mientras tanto en el norte, un guardia fronterizo yemení mató a tiros a tres presuntos combatientes que usaban velos de mujer mientras trataban de cruzar a Arabia Saudí en compañía de un conductor, de acuerdo con funcionarios de seguridad.

Los soldados del cruce fronterizo en el área de Hawdh habían enviado un vehículo a una estación de policía cercana a fin de que mujeres policía verificaran las identidades de sus ocupantes.

Los oficiales dijeron que uno de los hombres disfrazados disparó contra un soldado que había abordado el vehículo, hiriéndolo levemente. En respuesta el soldado abrió fuego de inmediato, mató a tres personas e hirió al conductor, que después confesó que él y los tres hombres disfrazados eran integrantes de la red al-Qaida y habían planeado un ataque suicida contra guardias fronterizos saudíes.

Los funcionarios, que hablaron a condición de guardar el anonimato porque carecen de autorización para declarar a los medios de comunicación, señalaron que el conductor les dijo a los guardias fronterizos que llevaba a su familia a visitar Arabia Saudí.