Martelly acepta informe que pide nuevo gobierno

El presidente haitiano Michel Martelly dijo el viernes que aceptó todos los hallazgos de un informe divulgado esta semana por una comisión nombrada por el gobierno, incluida la recomendación de que el primer ministro renuncie.

Durante un breve discurso televisado, Martelly dijo que el premier Laurent Lamothe está listo para hacer un sacrificio y renunciar, aunque no dijo que así lo haría. Lamothe estaba presente pero no habló.

Martelly indicó que el lunes se reunirá con otros funcionarios gubernamentales, al tiempo que hizo énfasis en su punto de vista de que Lamothe ha estado ayudando a que el país avance.

El presidente nombró la comisión de 11 integrantes el 28 de noviembre con el fin de ayudar a romper un estancamiento político que ha impedido llevar a cabo elecciones legislativas y municipales, postergadas desde hace tiempo, y derivó en protestas violentas en los últimos días.

La comisión dio a conocer el informe esta semana, en el que recomendó, entre otras cosas, que Lamothe renuncie con el fin de permitir la creación de un nuevo gobierno de consenso. El panel también solicitó que, antes de Navidad, renuncien el presidente de la Corte Suprema y los integrantes actuales del Consejo Electoral Provisional de Haití, una institución acusada desde hace tiempo de presunta parcialidad y votaciones opacadas por denuncias de fraude.

El informe dice también que varios "prisioneros políticos" deben ser liberados de inmediato.

Martelly habló justo horas después de que fuerzas de paz de las Naciones Unidas dispararan contra una multitud de manifestantes que exigían nuevo liderazgo en una marcha por la capital, Puerto Príncipe, en la que quemaron neumáticos y se enfrentaron con tropas de la ONU y la policía, que también arrojó gases lacrimógenos. Periodistas de The Associated Press no observaron que alguien haya sido herido o muerto.

Sophie Boutaud de la Combe, portavoz de la misión de la ONU, no devolvió un mensaje solicitándole sus comentarios.

Se suponía que Martelly convocaría a elecciones en 2011 para una mayoría de los escaños en el Senado, toda la Cámara de Diputados y puestos locales. Pero no lo ha hecho, y ha cubierto numerosos puestos por nombramiento directo.

La Cámara de Diputados aprobó una legislación en 2013 que autorizaría elecciones, pero seis senadores de oposición han rechazado la medida bajo el argumento de que es inconstitucional y favorece injustamente a las autoridades gubernamentales.

Funcionarios han reiterado que el gobierno sí desea convocar a elecciones. Los períodos de 10 senadores expiran a mediados de enero y el Parlamento será disuelto, lo que significa que Martelly gobernará por decreto.

____

La periodista Dánica Coto de The Associated Press contribuyó con este despacho desde San Juan, Puerto Rico.