Cambios en la cúpula de Gucci

La directora creativa de Gucci, Frida Giannini, y el director general Patrizio di Marco dejarán sus puestos el año próximo, anunció la empresa el viernes, en la mayor reestructuración desde que el estelar diseñador Tom Ford se fue de la firma hace 12 años.

La medida tiene lugar en momentos en que la industria registra una baja en algunos de sus principales mercados asiáticos junto a dificultades en Europa y a las especulaciones sobre la búsqueda de identidad en esta época.

Gucci, con sede en Florencia, que según los analistas es responsable de dos tercios de las ganancias de Kering, vio bajar en un 2% los ingresos del tercer trimestre a 851 millones de euros (1.050 millones de dólares). Las acciones de Kering perdieron 2% a 155,65 euros.

Giannini dejará el cargo que ocupa desde 2006, después de exhibir su colección otoño-invierno 2014-2015 para varones en enero y mujeres en febrero. Se incorporó a Gucci en 2002 como la principal diseñadora para prendas de cuero y en 2005 agregó la ropa femenina confeccionada, antes de ser nombrada como directora creativa.

Di Marco se irá a fines del año próximo después de 13 años con la organización, en la que fue antes director general de Bottega Veneta, otra marca de la compañía. Será reemplazado por Marco Bizzarri.

Giannini y di Marco son pareja y padres de una niñita.

El presidente y director general de Kering, Francois-Henri Pinault, elogió a ambos y elogió el "logro sobresaliente" de Giannini al haber supervisado todos los aspectos de la imagen de la marca y los productos en el mundo durante casi una década. Acreditó a di Marco haber colocado a Gucci entre las marcas de mejor desempeño en la industria de productos de lujo.