UEFA sanciona a Croacia por racismo de aficionados

Croacia deberá cerrar parcialmente su estadio para un duelo por las eliminatorias de la Eurocopa como castigo por la conducta racista y agresiva en que incurrieron sus aficionados en Italia.

Los hinchas croatas detuvieron las acciones en dos ocasiones durante el empate de 1-1 en el estadio San Siro el 16 de noviembre y arrojaron bengalas y otros objetos a la cancha. Los equipos abandonaron la cancha y la policía antidisturbios fue desplegada.

La UEFA indicó que su panel disciplinario ordenó que una sección de 8.000 localidades del estadio Maksimir en Zagreb permanezca cerrada cuando Croacia, líder del Grupo H, reciba a Noruega el 28 de marzo.

La UEFA no detalló la conducta racista.

La Federación de Fútbol de Croacia fue también multada con 80.000 euros (100.000 dólares).

UEFA impuso la misma multa cuando aficionados croatas imitaron a monos frente al delantero italiano Mario Balotelli en un juego de la Eurocopa 2012 en Polonia.