"Visitantes" explora el terror de lo conocido

"Visitantes", la ópera prima del director mexicano Acán Coen, retrata el terror que puede producir lo que aparentemente es más familiar.

"Me gusta sentir miedo", dijo Coen. "En esta película traté de explorar qué es lo que me daba miedo a mí y espero que lo que me da miedo a mí le dé miedo a los otros: ese mundo de la desconfianza, lo que parece y no es, la idea de que en quien más confíes te puede traicionar. Todo eso me ha generado un poco de miedo, que lo que más quieres se vuelva en tu contra".

Protagonizada por Kate del Castillo en el papel de una cirujana llamada Ana, la cinta sigue a una joven familia que tras un accidente empieza a vivir acontecimientos paranormales. Como Ana es una persona con educación científica, le parece imposible creer lo que sucede.

"Es muy pragmática, es atea, trata de buscarle una lógica a todo lo que está pasando", dijo Coen sobre el personaje, que tuvo una madre esquizofrénica con la que creó todo un mecanismo de defensa contra las alucinaciones propias de esa enfermedad.

La lucha de Ana es "darse cuenta que lo que está pasando sí está pasando de verdad y que no está todo dentro de su imaginación", dijo el director.

Para Castillo "Visitantes", que se estrena el 18 de diciembre en México con 500 copias, es su primera película de terror.

Coen consideró que el hecho de que la consagrada actriz accediera a adentrarse en el género se debió al interés que despertó en ella la historia.

"Creo que a Kate le gustó el guion desde el principio y ese fue un punto a favor para que hiciera la película. El personaje era muy bueno y le funcionaba muy bien, era un personaje en el que ella podía destacar como actriz", señaló. "(Kate) está increíble en la película ... se metió perfectamente a la piel del personaje. Trabajar con ella es una delicia".

Coen rodó previamente los cortometrajes "El otro cuarto", de fantasía, y "Fin de trayecto", un thriller psicológico. El director escribió el guion de "Visitantes" en 2005 con la idea de poderlo producir rápidamente.

"Lo escribí como en tres meses en el primer tratamiento... pero luego el levantarlo ha sido un proceso un poco más dificultoso y de ahí han salido como 10 tratamientos más", apuntó.

"Lo que siempre tuve muy claro del guion fue la parte visual, sabía qué estética quería manejar", dijo el director sobre el filme rodado en la Ciudad de México en las zona de Tlalpan, el barrio de San Rafael y el bosque del Ajusco, donde encontró las locaciones perfectas para los fantasmas de la cinta.

"En mi cabeza siempre fue una casa porfiriana la casa donde vivían los fantasmas", añadió sobre el estilo de finales del siglo XIX que da pie a los personajes que empiezan a perseguir a la familia.

Coen, quien nació en Londres en 1968 mientras sus padres estaban estudiando en Europa, no descarta puedan ocurrir sucesos paranormales fuera de la pantalla.

"Me parece muy padre (chévere) pensar que sí existen más cosas que lo que estamos viendo en la realidad", dijo.

"Visitantes" cuenta también con las actuaciones de Raúl Méndez en el papel de Daniel, el esposo de Ana, y el pequeño André Collin como Sebastián, el hijo de ambos.

"Tuvimos muchísima suerte de encontrar a André", dijo Coen.

El director, que buscaba un niño que proyectara fragilidad para hacer más aterradora la cinta, desmintió con Collin los mitos sobre filmar con pequeños en una industria tan exigente como el cine.

"Todo mundo me decía 'trabajar con niños es muy complicado'. Yo la verdad después de esta experiencia me encantaría seguir trabajando con niños, a veces es más fácil con niños que con adultos", dijo con humor.

Y destacó que Collin nunca se asustó en las escenas. "Es un niño extremadamente inteligente, actúa con una naturalidad pasmosa".