Condenan al estado colombiano por error judicial

Una alta corte condenó al Estado colombiano a pagar más de 300.000 dólares a una campesina por la injusta pena de cárcel que debió cumplir tras ser acusada de homicidio por un aborto accidental sufrido en 1996, se informó el viernes.

La sentencia del Consejo de Estado favoreció a la campesina Alba Lucía Rodríguez Cardona, que alcanzó a estar en la prisión al menos seis años. En su momento el caso fue impulsado mundialmente por organizaciones no gubernamentales que propenden por los derechos reproductivos de las mujeres.

Rodríguez, como producto de un abuso sexual, quedó embarazada y en el amanecer del 4 de abril de 1996, según la Corte Suprema de Justicia, dio a luz a una niña espontáneamente cuyo cuerpecito cayó a la taza del retrete, donde fue rescatado por la mujer que cortó el cordón umbilical con un alambre y envolvió en un costal a la recién nacida, que finalmente murió.

Por ese hecho, fue condenada en dos instancias a más de 42 años de cárcel por el delito de homicidio agravado en la persona de su hija. Pero en 2002 la Corte Suprema encontró que Rodríguez era inocente y que en ningún momento quiso atentar contra la vida de recién nacida. La campesina había cumplido ya casi seis años en prisión.

Para el Consejo de Estado, "la Fiscalía, sin hacer un análisis detallado de lo que había ocurrido, procedió a darle pleno crédito al protocolo de necropsia, y dejándose llevar por sus prejuicios, desde el comienzo tuvo a la demandante como una homicida y la trató de manera irrespetuosa al darle poco crédito a su relato...".

Ahora el Estado deberá pagarle a Rodríguez unos 800 millones de pesos (un poco más de 330.000 dólares) por los hechos ocurridos en zona rural del municipio de Abejorral, en el departamento de Antioquia y a unos 205 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Ya el Estado colombiano, en 2012, le pidió perdón público a la señora Rodríguez por el yerro cometido en su contra.